Ruta del Olivo en La Rioja

Se lanzó La Ruta del Olivo Riojano, que busca articular diferentes sectores como herramienta de desarrollo económico en la conjugación sinérgica del turismo, industria y producción, merced a un proyecto estratégico del Gobierno de la Provincia a través del Ministerio de Planeamiento e Industria y financiado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI). En la ocasión el gobernador Sergio Casas anunció 10 millones destinados a créditos de pequeños productores a tasa 0 y 12 meses de gracia, sumándose a políticas y acciones que viene ejecutando en su gestión desde hace 3 años.

El titular del Ejecutivo Provincial, Sergio Casas afirmó que “decir que La Rioja no se resigna conlleva el espíritu de aquellos varones y mujeres que siempre lucharon por mantenerla. La Rioja no es una isla y no es que en ella todo esté bien: se hacen los esfuerzos necesarios para estar bien”, cerrando la oratoria que comenzó la intendente local Florencia López; el presidente de la Fundación Clúster Olivicola y de la CIOLAR, José Hilal, y del Ministro de Planeamiento e Industria, Rubén Galleguillo, en las instalaciones de la planta procesadora de Agro Arauco SAPEM, ubicada sobre la Ruta Nacional N° 60, a dos kilómetros de la ciudad de Aimogasta, una vez finalizada la 11° Reunión Plenaria del Clúster Olivícola.

Aunque admitió un contexto de crisis, ya que “los distintos sectores de la producción no están bien”, también destacó que “tenemos que apostar a medidas como la Ruta del Olivo, donde el Estado juegue un rol fundamental”. Sumó a la “convicción inquebrantable”, la necesidad de “unidad” entre todos los sectores para llevar adelante “herramientas transformadoras”.

Casas destacó firmemente el impulso desde el clúster riojano para lograr el reconocimiento comercial de la denominación de origen de la variedad Arauco. “Tenemos que sostener ese espíritu de defensa” de la producción olivícola, exhortó el Gobernador, haciendo hincapié en la historia que lo sustenta y vinculando el proyecto del itinerario presentado a una puesta de valor multidimensional que integre a distintos conglomerados.

“El olivo es el alimento nacional que hoy necesitan los argentinos y el mundo”, aseguró y, ya en otro tramo, concluyó: “tenemos que tener fe y esperanza en salir adelante, y es bueno que esto se sepa en todo el país”. En ese sentido, invitó, por medio de la unidad, a ser “los predicadores de que estamos en una provincia considerada entre las más pobres, pero donde estamos buscando herramientas para no decaer. Sabemos de la lucha y tenemos que sostener estas visiones estratégicas que nos permitan desarrollarnos”.

UNA HERRAMIENTA PARA EL DESARROLLO

Esta herramienta de desarrollo económico de una vasta zona de la Provincia en torno de la cadena de valor, se plasmó del trabajo conjunto entre los sectores público y privado, tal cual se se desarrolla en el Clúster Olivícola (conformado hace un par de años), con gran proyección como un instrumento que busca hacer crecer la competitividad del sector con el desarrollo de nuevos derivados vinculados al llamado «oro verde», dando crecimiento además a la única variedad autóctona argentina como la Arauco.

Dicho proyecto constituye una estrategia de diferenciación y posicionamiento nacional e internacional de la aceituna de mesa y del aceite de oliva de La Rioja, y de promoción de la mejora de calidad de vida de todos los actores del sector. Es una herramienta de desarrollo económico de mediano y largo plazo en torno de la principal cadena agroalimentaria de la provincia, la del valor olivícola que ha colocado a La Rioja en el podio de la olivicultura nacional.

Se trata además de una oferta a la vez lúdica y educativa que ofrecerá, entre muchas otras posibilidades, visitas, convivencia con las familias productoras, visita y compra de productos en las industrias elaboradoras de aceituna de mesa y aceite de oliva, degustación de menús especiales en restaurantes, excursiones en el medio productivo, fiestas y eventos que se relacionan con los productos de la noble planta del olivo.

LIDER EN LA PRODUCCIÓN Y COMERCIALIZACIÓN

Con más de 27.000 hectáreas de olivo, La Rioja es pionera en el desarrollo olivícola argentino dado por la tradición y cultura arraigada en la vida de su gente que se remontan a más de 400 años de historia. Líder en las estadísticas nacionales respecto a cosecha, producción y comercialización, la provincia se asienta en un importante trípode productivo en Capital, Arauco y Chilecito, a quienes se suman otras regiones en menor escala.

Respecto a ello y tras asegurar que ésta Ruta forma parte de la identidad riojana, el Ministro de Planeamiento e Industria, Rubén Galleguillo afirmó que uno de los propósitos es “colocarlo en un vector estratégico para que lo diferencie de otras economías regionales y que lo posicione en los mercados nacionales e internacionales. La Rioja posee una variedad eco típica única en el mundo que es la variedad Arauco. Estamos trabajando para certificarla con normas internacionales, que ya está presente y es reconocida en el medio internacional, pero queremos avanzar para darle un mayor valor agregado y que se traduzca en mejoras de la calidad de producto».

El ingreso de productos olivícolas al circuito del Mercosur, hacen que La Rioja tenga fuertes competidores no sólo a nivel local sino internacional, por lo que el funcionario ratificó que “estamos solicitando al Gobierno Nacional, a Cancillería y a quienes están negociando los tratados, la exclusión del aceite de oliva y la aceituna de la liberación de aranceles. Sabemos que la Unión Europea tiene prácticas protectivas sobre esta actividad y han denunciado las prácticas de dumping (competencia desleal) por parte de otros países. Este es un aspecto, y el otro es el acuerdo entre Egipto y el Mercosur por el cual se permite la entrada libre de aranceles por parte del país africano para conquistar los principales mercados latinoamericanos, como el brasileño, que es en dónde se destina casi el 80% de nuestras exportaciones».

Del acto Lanzamiento –caracterizado por la amplitud de la convocatoria- participaron el diputado nacional Danilo Flores, Intendentes de la región Norte de la provincia, Diputados y Ministros provinciales, representantes de los sectores productivos e industriales involucrados; autoridades universitarias, de entidades científicas como el CRILaR, del Banco Rioja y del Consejo Federal de Inversiones (CFI, organismo que apoya la iniciativa con financiamiento); y una extensa lista de enviados de medios de comunicación nacionales que fueron invitados especialmente para difundir el lanzamiento.

UNA HISTORIA CUATRICENTENARIA

El Olivo Cuatricentenario, emblema indiscutible que identifica a los arauqueños, fue reconocido como el Padre de la Olivicultura en Argentina y declarado no sólo árbol histórico sino que desde 1953 es celebrado cada 24 de Mayo como el DIA NACIONAL de esta actividad agroproductiva.

Empresarios, cosecheros y bellas candidatas a portar honor en la fiesta conocida a nivel internacional, se reúnen en su honor. El histórico árbol se conserva en su hábitat natural cultivado con métodos tradicionales que incluye el riego por inundación y la superficie cultivada dividida en melgas.

Relatos históricos aseguran que, este noble árbol fue salvado de la tala masiva ordenada en toda América por el Rey Carlos III (de la corona española), en el siglo XVIII, ya que celosamente se anoticiaban de la rápida multiplicación de sus plantas y la excelencia de sus productos del varietal arauco. El colorido de la narración –afirman- fue que la única plantita fue tapada por una batea que doña Expectación Fuente de Ávila, utilizó como protección.

A partir de esa pequeña planta volvió a esparcirse la olivicultura no sólo en la Argentina, sino que también se llevaron estacas a Chile y Perú, justificando el atributo conferido por Decreto Nacional como “Padre de la Olivicultura” en 1946, mientras era declarado Monumento Histórico Nacional en 1980.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.