UTHGRA Mar del Plata exige la reincorporación de trabajadora embarazada

La desvinculación, ya denunciada ante el INADI por su carácter discriminatorio, se produjo esta semana en un Hotel ubicado en pleno centro de la ciudad. El sindicato expresó su enérgico repudio «ante la arcaica e inhumana decisión» y se manifestó frente al establecimiento para que la joven sea inmediatamente restablecida en su puesto.

UTHGRA Mar del Plata llevó cabo este miércoles una ruidosa manifestación «con el objetivo de revertir la insólita y discriminatoria medida que tomaron los responsables de ese establecimiento al despedir una mujer por su condición de embarazada. La forzada desvinculación se produjo en los últimos días, luego de que la joven trabajadora comunicara su embarazo a los responsables del hotel».

Ante el despido, la trabajadora radicó la correspondiente denuncia ante el INADI y expuso la situación en UTHGRA, tras lo cual inmediatamente la dirigencia del sindicato intervino para reclamar su reincorporación por la vía diplomática.

Agotadas las posibilidades de dialogo, el sindicato que conduce Pablo Santín llevo a cabo esta mañana una protesta frente al hotel, con el objetivo de visibilizar lo ocurrido y exigir que la trabajadora sea restablecida cuanto antes en su puesto, como así también que se garanticen las condiciones necesarias para que pueda atravesar su embarazo de manera segura.

Al respecto, el secretario general de UTHGRA, Pablo Santín, sostuvo: “Creemos que es realmente lamentable que en el Siglo XXI haya empleadores que despidan a mujeres por estar embarazadas. Que en medio de una temporada con tanto turismo, luego de un tiempo tan duro para el sector, tomen una decisión así, tan arcaica e inhumana, nos genera vergüenza ajena y por supuesto exigimos que recapaciten y reincorporen a esta trabajadora”.

El dirigente señalo además que, durante la protesta “se abrieron nuevos canales de dialogo con los responsables”, aunque “en primera instancia nos ofrecieron una indemnización, a lo cual dijimos que no: en la vida no todo se puede comprar”, advirtió.

“La mujer quiere y necesita reincorporarse a su puesto; no quiere plata, sino su trabajo. Evidentemente hay empresarios que de esto parece que no entienden y defraudan, cuando son en realidad quienes primero deberían dar el ejemplo y no dejar a gente sin laburo”, completó el secretario general.