Polémica en La Bombonera: Clausuran el estadio por exceso de público en el clásico contra Uruguay

En una noche llena de emociones y rivalidad futbolística, el estadio de Boca Juniors, conocido como La Bombonera, se vio envuelto en una controversia tras ser clausurado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La razón detrás de esta medida fue el supuesto exceso de público durante el clásico rioplatense entre Argentina y Uruguay, válido por la quinta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial.

A través de un comunicado oficial, el Club Atlético Boca Juniors expresó su sorpresa y negó rotundamente haber superado la capacidad máxima permitida en el estadio. Además, denunciaron una presunta «animosidad contra la institución» por parte del Poder Ejecutivo porteño. Según el club, la agencia gubernamental de control del GCBA decidió clausurar el estadio después del partido, argumentando que se había excedido el aforo.

El comunicado emitido por Boca Juniors declaró: «Orgullosos de haber recibido en casa a los campeones del mundo en un clima festivo y con total normalidad, el club considera que dicha acción evidencia animosidad contra la institución, algo que se ha reiterado sugestivamente en varias oportunidades en lo que va del año». El club también afirmó que no se había superado la capacidad máxima del estadio y cuestionó la medida tomada por las autoridades.

El clásico rioplatense entre Argentina y Uruguay fue un partido muy esperado y cargado de expectativas, ya que ambos equipos son históricos rivales en el fútbol sudamericano. Sin embargo, la noche no fue favorable para la selección argentina, que perdió por 2-0 frente a Uruguay. Los goles del partido fueron anotados por el defensor Ronald Araujo y el delantero Darwin Núñez.

A pesar de la derrota, Argentina se mantiene como líder en las Eliminatorias Sudamericanas, con 12 puntos obtenidos en los cuatro partidos anteriores. Uruguay, por su parte, se encuentra en la segunda posición con 10 unidades. El próximo desafío para la selección argentina será enfrentarse a Brasil en el icónico estadio Maracaná, en lo que promete ser un partido lleno de intensidad y rivalidad.

La clausura de La Bombonera ha generado un debate acalorado en el ámbito deportivo y entre los fanáticos del fútbol argentino. Muchos se preguntan si la medida tomada por las autoridades fue justa o si hubo algún tipo de exageración en la acusación de exceso de público. La rivalidad entre Boca Juniors y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires parece haber alcanzado su punto más álgido, y esto solo añade más tensión a la situación.

NMDQ