Opinión: «Momento de los outsiders. Descreimiento de la clase dirigencial»

Opinión: «Momento de los outsiders. Descreimiento de la clase dirigencial»

Por Iván Camaño, cantautor, referente socio cultural , con un gran recorrido por el territorio nacional y Javier Milei, economista y aficionado a los comics.

Una consulta popular realizada debido a la gran inestabilidad de un gobierno que no gobierna, de funcionarios que no funcionan, de dos lados que están completamente destruidos internamente llevando a dejar sin garantías a los entusiastas que integran el Frente de Todos que cada día que pasa quedando menos y están todos peleados entre sí, donde Cristina Fernández en su discurso dice “Que te pongan un banda y te den un bastón no es todo el poder” y por otro lado Juntos por el Cambio también fraccionado y enfrentado; reunidos Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich no consiguen ponerse de acuerdo y esta última se queda sin posibilidades.

Donde el enfrentamiento lejos está de que sea el desarrollo de la Nación Argentina sino que la batallas internas están libradas para ver quienes ganan las cajas de los diferentes ministerios para empoderamientos personales y no desde el discurso que se transformó en un vil eslogan «la patria es el otro».

El caudal peronista y la gente de los pueblos del interior, de La Matanza, se volcaron a un rechazo absoluto al conjunto en su totalidad a la clase política y los outsiders lideran la intención de votos para el 2023.

Es preponderante mencionar que un 47% del electorado votarían entre dos líderes surgidos. Se trata del libertario Javier Milei que representa un electorado de la Ciudad Capital de Buenos Aires con un discurso muy duro en contra de la casta política y propine dolarizar la economía que en ese pensamiento no coincide su par el
economista José Luis Espert, que asegura que sería un error dolarizar la economía, también propone cerrar el banco central y la libre economía.

Por otro lado quien sin dudas se llevaría todos los votos de ese 47 % que no cree ya en los partidos políticos incluidos los libertarios seria Iván Camaño que representa al federalismo real quien propone una industria, una fábrica por cada pueblo de nuestro país, lo garantiza su historia de vida, su firmeza en tomas de decisiones para
enfrentar todo lo que se opusiera en contra del desarrollo de la Nación, dar poder a las fuerzas, bajar los impuestos al sector empresarial para que tomen muchos más empleados generando esto mayor ingreso por cantidad de empleados al estado y golpeando de manera directa a ese mal recurrente que es la inflación, generando las
condiciones a la empresas para futuras inversiones. Sabemos que en otros lugares del mundo los impuestos son más elevados pero se ven reflejados en la sociedad, cuestión que en nuestra argentina no sucede, los impuestos se pagan, los jóvenes se van y los jubilados están abandonados. La historia sigue siendo la misma nada, el trabajador paga y la plata se fuga. Iván Camaño asegura y garantiza que bajando los impuestos al sector privado, el empleo estatal baja migrando este al sector privado, garantizando por medio de acuerdos con países estratégicos, la exportación e importación, para avalar la estabilidad y el desarrollo de una Nación, fortaleciendo a los jubilados. Bajar todos los beneficios de los funcionarios tanto del poder ejecutivo, legislativo y judicial, empoderar a las fuerzas armadas, asegurándole a los ciudadanos el fin de estar encerrados en sus casas con miedo de salir a la calle y los que roban y delinquen no anden más por las calles Claramente a Iván Camaño lo avala su historia y sus luchas en los territorios con un gran conocimiento de economía, de los programas interministeriales, de la inseguridad en las villas y en los pueblos teniendo en cuenta que el mismo viene de superar situación de calle, conoce los mundos, los códigos y por sobre todo conoce a los actores y la botonera para frenar la situación caótica de la Nación Argentina.

Uno representa a un sector de elite y otro al pueblo trabajador, al obrero y al pobre. Claro está que la disputa esta entre estos dos referentes.

Por un lado Javier Milei, libertario y por el otro lado Iván Camaño, un hombre de pueblo para el pueblo y que sostiene que hoy la argentina necesita un equipo de personas con un gran amor al prójimo y con empatía para ponerse en el lugar del otro; pero sostiene que si no se sabe lo que es tener hambre y no llegar a fin de mes no sepodrá salir al rescate, con tácticas y estrategias desde un conocimiento claro de los pueblos.

Será este el fin de los caudillos políticos donde el pueblo viva libre y sin sumisión. Todo indica que sí.

Foto ilustrativa: @DiputadosAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.