Lilita Carrió, en su visita a Mar del Plata, realizó declaraciones junto al diputado Provincial Armando Abruza y el presidente del partido Claudio Dulcich

abruzalilitaAfirmó que “hay una fuerte conspiración liderada por Duhalde”
La líder de la Coalición Cívica -ARI realizó nuevas declaraciones durante este fin de semana en Mar del Plata junto al diputado provincial, Armando Abruza, y al presidente del partido a nivel local, Claudio Dulcich. Elisa Carrió afirmó que “hay una fuerte conspiración liderada por Duhalde”. Agregó que Duhalde pretende como candidato a Julio Cobos, y que el radicalismo se presta a conversaciones con él.
En su visita a la ciudad, Carrió junto a los representantes locales del partido, aseguró que “tiene las cosas claras” y que “es el momento más difícil que va a tener la Argentina en la historia contemporánea, sacando la crisis del corralito, no en la parte económica sino en la política”.
La Diputada Nacional electa relató la conversación privada que mantuvo con Eduardo Duhalde –a pedido de él durante el transcurso del juicio-, quien la calificó como “la piedra en el zapato para el acuerdo con Cobos”. “Me niego a pensar que el radicalismo de Cobos es funcional a la desestabilización del país”, agregó.
En cuanto al ámbito político destacó que “Kirchner no quiere asumir la banca el 10 de diciembre como minoría en el Congreso y que, en estos momentos, está proponiendo una emboscada en Buenos Aires”. Sumado a esto, dijo: “el Gobierno también está en esta burbuja conspirativa; es un enfrentamiento entre los sectores”.
Respecto al enfrentamiento con Duhalde en la Justicia señaló: “Me parece una locura estar discutiendo estos temas desde el banquillo de los acusados cuando hay tantos conflictos en el país”.
Carrió explicó que ante el Tribunal, quedó demostrado lo que ella -como Diputada en 2005- había expuesto a través de un programa televisivo en Buenos Aires: “Duhalde controlaba la droga en la provincia; controlar es saber, examinar y no combatir”. En la audiencia Duhalde respondió que se dedicó a combatir la droga sólo como enfermedad y confirmó que el pico máximo de tráfico de drogas fue en 2003, cuando era presidente.
Además, la fundadora de la Coalición Cívica reiteró que nunca lo llamó narcotraficante, y que Duhalde quería terminar el juicio con la condición de que la dirigente “pida perdón a la familia del ex presidente por haber sentido ofendido su honor”. Una vez más aclaró: “no rectifiqué nada”.
En cuanto al rol de la oposición en estos momentos, Carrió relató que “hay algunas posturas con las que el partido no está de acuerdo como el intento de desestabilización a Kirchner”. “Vamos a alentar el orden democrático”, aseguró.
Además pidió a la población que “considere que la vía democrática es la única salida y que no se presten a ninguna conspiración política. Los gobiernos cambian, pero nadie los tiene que alterar”.
Por último Lilita Carrió hizo referencia al posible acuerdo de Duhalde con Cobos: “Es algo que sospecho desde que Cobos votó a favor del campo en Diputados”.