La bebé que ingirió cocaína evoluciona favorablemente

La bebé que consumió cocaína salió de cuidados intensivos.

En una buena noticia, la bebé de un año y medio que fue internada de urgencia luego de ingerir cocaína ha salido de la unidad de cuidados intensivos y su estado de salud está evolucionando favorablemente. La menor se encuentra actualmente en una habitación común del Hospital Materno Infantil de Mar del Plata.

Según fuentes cercanas al caso, los médicos que la atendieron han informado que la salud de la bebé ha mejorado y que ya no requiere cuidados intensivos. Por lo tanto, se decidió trasladarla a una habitación común donde podrá continuar su recuperación.

En cuanto a la madre de la niña, quien está detenida y acusada de «tentativa de homicidio», ha dado una versión en su declaración que intenta exculparla de los cargos. Sin embargo, la fiscal Romina Díaz ha decidido mantenerla bajo arresto mientras se realizan las investigaciones correspondientes.

El incidente ocurrió entre la noche del domingo y la madrugada del lunes en una vivienda ubicada en William Morris, entre Galicia y Luis Agote. La madre, de 35 años, llamó al número de emergencias 911 al notar que su hija tenía dificultades para respirar.

Rápidamente, la policía de la comisaría quinta y una ambulancia del SAME acudieron al lugar y trasladaron a la bebé al Hospital Materno Infantil. Allí, los médicos descubrieron restos de cocaína en su orina, lo que llevó a la notificación del caso a las autoridades policiales.

Durante el operativo en la vivienda, se encontraron manchas de sangre y se secuestraron prendas de vestir, así como dos envoltorios de cocaína. Además, se incautó un teléfono celular que sería propiedad de la madre y que será sometido a peritaje en los próximos días.

Ante estos hallazgos, la fiscal Romina Díaz ordenó la detención de la madre por el delito de «homicidio en grado de tentativa». La mujer fue trasladada al Destacamento Femenino, donde permanecerá bajo custodia mientras se lleva a cabo la investigación.

Es importante destacar que la bebé continúa recibiendo atención médica y se espera que su estado de salud siga mejorando. Las autoridades judiciales continúan recopilando pruebas y testimonios para esclarecer lo sucedido y determinar las responsabilidades correspondientes.

NMDQ