Isabella Jones: la artista trans que conquistó al público de Mar del Plata

Nació en Uruguay, luchó por su identidad trans dentro de una familia de pastores evangélicos conservadores y esta temporada fue aplaudida de pie por el público marplatense y turista en “Mar del Plata La Revista”, con producción de Juan Alzua.

La de Isabella Jones no es una historia cualquiera. Es la de una chica trans, segura de su identidad de género que lucho contra viento y marea para poder ser quién es. Cruzó el charco y eligió Argentina para brillar, ya que siempre le tiró más en sus genes este lado del Río de la Plata.

Pero antes de llegar en el 2019 y comenzar a trabajar en el teatro nacional con la reconocida Carmen Barbieri, quién la invitó a diferentes eventos que tenía para que se prepara como vedette, su vida tuvo poco de brillo que hoy ostenta en sus trajes, en su presencia escénica y voz.

“Siempre me sentí muy femenina, desde los 4-5 años. Como hija de pastores evangélicos tuve que transicionar en el Instituto Bíblico. Empecé grabando CDs en vivo como trans, pero muchos pastores empezaron a criticarlo por eso mis padres me mandaron a Australia a un instituto médico a cambiar de género. Yo les dije que no podía cambiar. Fue un calvario. Tenía 22 años a esa altura”, recuerda.

“Me decían que estaban perdiendo plata, gente en la iglesia, que otros pastores los criticaban y que yo tenía que cambiar para ayudarlos. Tenía que volver a ser hombre para ellos, pero yo les dije que eso era imposible. Me quedé en Australia, ya que mi familia era muy poderosa y tenían iglesias en todo el mundo, hasta que un día me cortaron la ayuda económica. Quedé en la calle, cuando toda la vida había estudiado con tutores y demás en casa para no tener malas influencias. Tuve una vida muy protegida”, relató.

La supervivencia ante esa situación fue de la mano de la prostitución, como le sucede a gran parte de las mujeres trans en el mundo: “Tuve mis primeras experiencias sexuales haciendo favores, pero pude salir de ese inframundo. Me hice operaciones y salí adelante. Me mudé a Estados Unidos y conocí a mi actual marido con quién decidimos después de muchos años venir a Argentina en 2019. Yo quería triunfar en Sudamérica, porque es de donde me echaron mis padres. Quería hacer algo artístico, ya que extrañaba el contacto con el público que tenía en la iglesia con los conciertos”.

Carmen, Antonio Ríos, Guido Suller, entre otros, se han cruzado como influencias positivas en su vida y para darle espacio en los escenarios, que este verano la llevaron a sumarse al gran elenco de Mar del Plata la Revista en el Teatro Corrientes, recibiendo noche a noche el aplauso de pie de los espectadores, reconociendo el talento escénico de esta verdadera mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.