Es imprescindible que el 95% de los niños menores de cinco años se vacunen contra sarampión, rubéola y polio

alejandro-ferroLa secretaría de Salud busca dar más impulso a la campaña gratuita de vacunación que concluye el 29 de noviembre. En Mar del Plata se ha vacunado hasta ahora alrededor del 60%. Si el país no llega a tener el 95% de la población infantil con cobertura, podrían morir entre 24 y 44 mil niños.
Este viernes, en el Centro Cultural Osvaldo Soriano, se desarrolló una reunión de trabajo entre la secretaría de Salud Municipal, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el ministerio de Salud de la Nación, personal del área de salud de la comuna y manzaneras a fin de darle más impulso a la campaña de vacunación gratuita contra el sarampión y rubéola y la poliomielitis.
Allí estuvieron el secretario y el subsecretario de Salud, Alejandro Ferro y Alejandro Cristaldi, la doctora Regina Andina de la OPS, y la doctora Julieta Rey de parte de la OPS y el ministerio.
Alejandro Ferro explicó que «tanto en la vacuna antipolio como en la antisarampionosa, no hemos alcanzado los números que queríamos y debíamos alcanzar que es tener más del 95% de la población menor de cinco años vacunada».
«Para este cometido han venido de la Organización Panamericana de la Salud y del ministerio para, en forma conjunta, programar una actividad para divulgación masiva y llegar al 29 de noviembre, día en que finaliza la campaña, a ese 95%», manifestó.
Con ese objetivo «hemos preparado una actividad con el equipo de salud municipal que se ocupa de la vacunación, dirigentes y manzaneras para la semana que viene estar en todos los colegios de Mar del Plata con el mensaje. Los 120 mil alumnos de la ciudad tienen que tener en la semana el mensaje al igual que sus padres de que se debe vacunar a los menores de cinco años contra polio y sarampión.
«Son dos enfermedades peligrosas y no debemos creer que están erradicadas porque no es así y estos esfuerzos son imprescindibles para erradicarlas», afirmó.
Por su parte, Andina indicó que «se ha establecido que para garantizar que la enfermedad no llegue a la población infantil tenemos que tener vacunados de cada 100 niños a 95: el 95% y si lo traducimos en niños en el municipio serían 36 mil niños para sarampión y rubéola y 44 mil para antipolio».
Tras mencionar a la falta de difusión como una de las causas de no haber alcanzado la cantidad de vacunados necesaria, señaló que «el otro problema es que muchos de los padres son jóvenes de entre 20 y 30 años que no conocieron el sarampión ni la poliomielitis entonces no tienen conciencia de la gravedad de que estos niños puedan padecer polio o sarampión».
«En el mundo están falleciendo 800 mil niños por sarampión y sino logramos el 95% de cobertura en todo el país podemos tener entre 24 y 44 mil muertos en menores de cinco años por esta patología. Y si hablamos de la rubéola cuando la padece una embarazada el nacimiento de ese niño es con defectos congénitos como ceguera, sordera o retraso mental», concluyó.