Calidad ambiental: OSSE desarrolló nuevo monitoreo marino

Se trata de una intervención que responde a la estrategia de Manejo Costero Integrado desplegada por la empresa sanitaria municipal

Se estudia la situación del ecosistema en zona del Emisario Submarino y la condición recreativa de las playas.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de los Océanos establecida por la Asamblea General de Naciones Unidas para cada 8 de Junio, Obras Sanitarias destaca la importancia de tomar conciencia sobre el papel crucial que los océanos desempeñan en nuestras vidas y su importancia como «pulmones» del planeta.

Desde Naciones Unidas subrayan: «Los océanos proporcionan la mayor parte del oxígeno que respiramos. También son fuente de alimento y medicinas y parte fundamental de la biosfera. Ayudan a regular el clima y el tiempo y proporcionan oxígeno y alimentos, así como otros efectos beneficiosos para el medio ambiente y para la sociedad y la economía en general».

Tomando como punto de partida esta fecha en la que Naciones Unidas quiere movilizar y unir a la población mundial entorno a los océanos, OSSE considera importante difundir los ejes de trabajo que se vienen desarrollando en tal sentido.

Como punto de partida, cabe recordar que Obras Sanitarias abastece al 97% de la población con el servicio de desagües cloacales y que la totalidad del efluente es tratado en la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales, que comenzó su etapa operativa en Agosto de 2018, y se dispone en el medio marino a través del Emisario Submarino, que funciona desde Diciembre de 2014

En la prosecución de los estudios que desde la Gerencia de Calidad de la empresa se realizan con el propósito de mantener actualizados los datos vinculados al estado del efluente cloacal, la condición recreativa de las playas y la situación del ecosistema aledaño a la zona de descarga del Emisario Submarino, Obras Sanitarias llevó a cabo en los últimos días un nuevo monitoreo marino que incluyó el registro de parámetros químicos –en la columna de agua- mediante el empleo de una «sonda multiparamétrica» y la extracción con buzos de muestras de sedimentos del fondo marino en 27 estaciones de muestreo.

Ciertamente agentes de la gerencia a cargo de la licenciada Ana Paula Comino despliegan semestralmente este tipo de intervenciones que responden a una campaña integral de monitoreo marino ideada en el marco de un plan de «Manejo Costero Integrado» (MCI). Se trata de una metodología desarrollada por OSSE y que obedece a una iniciativa propuesta en el año 1983 por la National Research Council al Congreso de la Nación de Estados Unidos, respecto del manejo de aguas de desecho en áreas costeras urbanas.

«La estrategia consiste en estudiar las consecuencias que pudieran ocasionar al medio ambiente las aguas residuales a una escala regional, basándonos en diagnósticos reales de calidad ambiental y buscando las mejores soluciones de acuerdo a un contexto integral y a la realidad socioeconómica de nuestra ciudad», confiaron desde la empresa sanitaria municipal en línea con la gestión que, en materia de política ambiental, plantea la gestión del intendente Carlos Arroyo. Esta forma de evaluar los impactos que las acciones humanas provocan en el ambiente se viene realizando desde el año 1995. En este sentido, se destaca haber tenido la continuidad necesaria para poder evaluar con esa importante escala temporal. La perseverancia en los estudios muestra la continuidad de las políticas sanitarias y la importancia de que esto se dé para poder medir la evolución de la calidad ambiental. «Medir esta evolución de la calidad es la herramienta central para buena toma de decisiones», destacaron desde OSSE.

En este contexto y con el propósito de identificar los cambios que puedan producirse en el tiempo, Obras Sanitarias diseñó un «programa de monitoreo» que sirve al minucioso estudio de los motivos que explican dichas variaciones en tanto contribuye con la información necesaria para la mitigación de los efectos adversos que puedan detectarse, sin descuidar el diseño de las acciones e infraestructura de saneamiento.

«El Sistema EDAR – Emisario Submarino es la solución de saneamiento que ha surgido en el marco de este programa, luego de años de estudio de la calidad del efluente cloacal, la calidad recreativa de las playas de la ciudad y el ecosistema aledaño a la descarga», subrayaron desde OSSE no sin dejar de acentuar que dicho plan incluye la caracterización de la calidad físico – química y bacteriológica del efluente cloacal que es vertido al mar y la evaluación de la condición ambiental del medio marino receptor, estudiando la relación causa – efecto y el monitoreo de la aludida «calidad recreativa de las playas».

Debe señalarse que esta campaña de «monitoreo marino» incluyó el mencionado registro de parámetros químicos en la columna de agua y el muestreo de sedimentos en la zona de influencia del Emisario Submarino para su procesamiento y análisis en el laboratorio de Aguas de OSSE. De esta manera, se evalúan distintos parámetros como granulometría, metales pesados y materia orgánica, lo que permite evaluar la calidad del ecosistema. Esto es parte del eslabón de seguimiento de autocontrol de la etapa operativa del sistema EDAR – Emisario Submarino.

A propósito de este sistema, la puesta operativa inicial sólo del Emisario Submarino –de labor ininterrumpida desde el 15 de diciembre de 2014- arrojó resultados altamente beneficiosos en el área de playas, cumpliendo parámetros nacionales e internacionales más exigentes.

En tanto, la Estación Depuradora de Aguas Residuales (inaugurada en agosto del 2018) forma parte de la infraestructura sanitaria enmarcada dentro del Programa de Manejo Costero Integrado poniendo a Mar del Plata en la vanguardia en este aspecto y garantizando la calidad recreativa de las playas y el ambiente para las futuras generaciones. En ella se realiza todo el tratamiento del efluente cloacal para facilitar y acoplar las condiciones de descarga en el mar. Extracción y gestión de sólidos, arenas, grasas y aceites del efluente aludido son componentes de la operatoria previo a la intervención del Emisario Submarino como «vía final» de cara a la disposición en el mar. La nueva EDAR demostró también ser eficiente en el control de emanaciones gaseosas al ambiente.

Otro eje de trabajo que desarrolla OSSE en el cuidado del mar es el relacionado con las tareas preventivas en el sistema pluvial.

Además de desarrollar a diario trabajos de mantenimiento en los sumideros para retirar basura, hojas y eliminar conexiones irregulares, OSSE ha implementado un nuevo sistema de contención con rejas en el recientemente ejecutado Desagüe Pluvial en la Cuenca del Arroyo del Barco.

De esta manera, una barrera flotante de 140 metros de extensión se encuentra operativa en la desembocadura de la obra de desagües pluviales en la cuenca del «Arroyo del Barco» lo que permitirá, a priori, fortalecer el engranaje que Obras Sanitarias trazó en el lugar con sumideros en sectores aledaños y la reja de retención que fue ubicada en el extremo del conducto principal, pensando en el cuidado de lo que es el espejo de agua de esa parte del puerto local.

Justamente esta barrera flotante se confeccionó con una tela especial que la hace impermeable y resistente a los rayos UV, teniendo en cuenta que se encuentra expuesta en el medio marino. Cuenta con un núcleo de flotación y posee una cadena de lastre que la mantiene ubicada, abarcando 30 cm sobre el nivel de superficie y 60 cm bajo agua, lo que sirve a la función de «muro» para la que fue ideada. Está constituida por siete tramos de 20 metros cada uno, lo que totaliza los 140 metros de longitud total.

En el Día Mundial de los Océanos, OSSE destaca que todos sus esfuerzos de trabajo están orientados a colaborar con el cuidado del Mar y de la sustentabilidad de los recursos naturales.

Imagen ilustrativa: thesuccess morguefile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *