Víctimas y familiares de diversas causas judiciales protestaron en tribunales marplatenses

Víctimas y familiares de diversas causas judiciales protestaron en tribunales marplatenses


Cerca de un centenar de personas participaron este jueves de una protesta frente a los tribunales marplatenses para denunciar la «lentitud de la justicia» local ante diferentes causas judicializadas.

Bajo la consigna «Los derechos NO son un privilegio», se unieron esta mañana frente al palacio tribunalicio, ubicado en Tucumán y Brown, familiares, amigos y víctimas de diferentes denuncias y hechos judiciales para llevar a cabo la Segunda marcha contra la «injusticia e inacción de la justicia».

Rocío, una de las manifestantes que había denunciado en su momento a su expareja (efectivo de la policía bonaerense) por haberla golpeado, afirmó que el hombre «tiene cuatro perimetrales, sigue en la fuerza y esta libre. Quiero justicia no estoy segura», sostuvo en declaraciones a la prensa.

Entre los reclamos de justicia, también se encontraba presente María Tobio (35), quien denunció haber sido abusada sexualmente en reiteradas oportunidades, cuando era menor de edad, por su padre, su tío y su abuelo paterno.

«A principios de este año denuncie a mi padre ya que es el único con vida y la justicia quiere cerrar mi causa, porque aduce que ya paso mucho tiempo», expresó María.

También se encontraba, Guillermo, padre de Lucía Pérez, quien fue asesinada en 2016, cuando tenía 16 años y el tribunal que absolvió a los tres acusados fue acusado de «negligencia, incumplimiento de los deberes de cargo y parcialidad manifiesta» por la Comisión Bicameral de Procedimiento para el Enjuiciamiento de Magistrados de Buenos Aires.

«Estamos acá apoyando distintas causas y porque de la muerte de Lucía llevamos 5 años y vemos como sigue la justicia mirando para un costado. Vemos la inacción de la justicia», expresó ante la prensa Guillermo.

Entres los manifestantes, que estuvieron acompañados por la organización social Polo Obrero, se encontraba Miguel Osorio, familiar de uno de los tripulantes del pesquero Rigel, quien expresó: «llevamos más de tres años y la justicia está parada e inoperante. Nosotros estamos reclamando que nos den las pensiones que por ley corresponde y por lo que fuera estamos sin cobrar nada aún», se lamentó.