Vecinos de Mar del Plata claman por soluciones urgentes ante el lamentable estado de las calles

En el barrio Marisol, ubicado en el sur de nuestra ciudad, los vecinos se encuentran desesperados a causa del deplorable estado en el que se encuentran las calles de la zona. A pesar de los intentos realizados por el municipio para llevar a cabo reparaciones, los residentes afirman que los arreglos resultaron ineficaces y las vías de circulación se han vuelto prácticamente intransitables.

La falta de gestión por parte del delegado municipal del Puerto, Patricio Ciminelli, ha sido señalada como uno de los principales responsables de esta situación. Los vecinos expresan su profunda indignación ante la falta de respuestas y soluciones eficientes por parte de las autoridades.

El problema se ha vuelto especialmente preocupante debido a las dificultades que enfrentan los residentes para movilizarse dentro del barrio. La imposibilidad de circular con vehículos ha generado inconvenientes en casos de emergencia, ya que ni las ambulancias ni los camiones de bomberos pueden ingresar adecuadamente al lugar.

Ante esta situación, los vecinos han decidido alzar la voz y exigir soluciones urgentes. Han realizado múltiples reclamos a lo largo del tiempo, pero hasta el momento no han obtenido resultados satisfactorios. La situación se ha vuelto insostenible y demanda una pronta intervención por parte de las autoridades municipales.

La comunidad de Marisol clama por la atención de las autoridades y solicita una acción inmediata para remediar la situación. El estado de las calles no solo afecta la calidad de vida de los vecinos, sino que también pone en riesgo su seguridad y la posibilidad de recibir asistencia en caso de emergencia.

Es fundamental que las autoridades municipales tomen cartas en el asunto y destinen los recursos necesarios para llevar a cabo una reparación efectiva de las calles del barrio Marisol. Los residentes confían en que sus reclamos sean escuchados y que se les brinde una solución adecuada a esta problemática que afecta a toda la comunidad.

El deterioro de las calles en el sur de la ciudad es una problemática que no puede ser ignorada. La voz de los vecinos debe ser atendida y es responsabilidad de las autoridades garantizar la seguridad y la calidad de vida de todos los habitantes. La situación exige una pronta respuesta y acciones concretas para solucionar este grave problema.

NMDQ