Tranvía en Mar del Plata: de ser un atractivo turístico a quedar abandonado en las profundidades de Parque Camet

Tranvía en Mar del Plata: de ser un atractivo turístico a quedar abandonado en las profundidades de Parque Camet

Foto: tramz.com

Hace 27 años la imagen de una Mar del Plata que buscaba obtener un medio de transporte diferente al habitual era marcada por quienes movieron los hilos buscando fomentar el tranvía en la ciudad. 

Si bien años atrás el tranvía eléctrico ya había sido implementado, por la década del 90’ un grupo de ciudadanos buscaba reactivar este medio de transporte no solo para la utilización de los marplatenses, sino también como un atractivo turístico. Actualmente ese sueño de ponerlo en marcha sigue vigente.

Portal Universidad dialogó con Eduardo Zanoli, periodista e impulsor de la recuperación del tranvía en Mar del Plata, sobre este medio de transporte y la importancia de volver a ponerlo en funcionamiento. Haciendo un repaso por los comienzos, indicó que “por intermedio de la gente del Club Portugués de Mar del Plata, tuvimos una comunicación con la compañía de Carris de Lisboa que estaban entregando algunos de los vehículos que sacaban de circulación. En ese momento, con la inquietud de colocar algo en Mar del Plata que pueda ser un atractivo turístico e histórico hicimos los trámites”.

Zanoli emprendió un viaje a Lisboa para contactarse con estas personas y antes de 1995 estaban trayendo los elementos. “Logramos establecer comunicación a través de gente que estaba en la organización de ese primer tranvía que llegó a Mar del Plata junto con los elementos que fueron transportados en un barco desde Hamburgo”.

En ese momento el tranvía fue instalado en San Martín entre Yrigoyen y Mitre, “para que la gente lo conociera, pero las personas de turno no lo querían tener. Le pedimos a la gente del Diario La Capital y al propietario del Hotel Hermitage y estuvo colocado durante mucho tiempo en exhibición, hasta que nos pusimos en comunicación con gente de los Amigos del Tranvía de Buenos Aires y dos jóvenes muy entusiastas vinieron a radicarse a mar del plata”, explicó.

Desde este momento, Zanoli mencionó que “se fueron dando una serie de inconvenientes hasta que después, con la colaboración de Ferrobaires y la municipalidad a partir de lo que es la parte de vialidad municipal, dieron una mano y se colocaron los primero tramos de vía entre la Avenida Constitución y el Hogar Unzué”. Si bien estuvieron funcionando durante un tiempo, “era imposible mantenerlos en el lugar”, afirmó el periodista.

Zanoli señaló que “llegó otro tranvía en este caso todos los gastos de traslado fueron pagados por la gente de Orfei, empresa marplatense”. A lo que agregó que “ante esta situación se decidió colocarlos con la ordenanza municipal en Parque Camet e ir poco a poco trayendo las vías hasta la Avenida Constitución”.

“Se hicieron todos los cruces, habrá unos mil metros en este momento todavía de vías instaladas, pero con la llegada del gobierno de Arroyo al Municipio de General Pueyrredon se decidió que eso no tenía que seguir. Fue simplemente una decisión política y a partir de ese momento dejó de funcionar el tranvía”, afirmó.

Falta de respuesta municipal

En los últimos años las dificultades de transporte público que tiene la ciudad son cada vez mayores. ¿El tranvía podría ser una solución? ¿Podría volver a implementarse cómo atractivo turístico?

Zanoli hizo hincapié en estas preguntas y comentó que “yo sigo insistiendo, es muy fácil ponerlos en funcionamiento nuevamente, porque todo esto se hizo con el generoso aporte de mucha gente de mar del plata”.

El periodista expresó que “no hace mucho tiempo intentamos hacerlo pero lamentablemente no recibimos respuesta por parte de las autoridades municipales. No es demasiado el gasto, prácticamente es muy poco”.

“Teníamos para hacerlo funcionar en principio dentro del Parque y hasta la avenida costanera con el aporte de la gente del plantel que nos daba unos postes que estaban haciendo falta para reemplazar los que con el tiempo se fueron estropeando y el tendido de la red eléctrica que era con un cable de acero que nos obsequiaban. Era muy poco el gasto que demandaba para el municipio si es que quería colaborar”, afirmó Zanoli.

A su vez, agregó que “en un momento dado, hará un año y pico, $20 mil era lo que tenían que gastar. No hubo ninguna reacción favorable por parte del intendente Montenegro, con el que varias veces me comunique siempre hizo promesas pero absolutamente nunca nada llevó adelante”.

“Es lamentable, estamos perdiendo el atractivo turístico. En muchas oportunidades cuando estaba andando en la avenida costanera desde el Unzué hasta Constitución mucha gente lo tomaba como transporte. Si los tenemos funcionando en la costa podes ir hasta el fondo del parque, son varios kilómetros”.

Es un atractivo indudable turístico, aunque también cultural, en grandes ciudades del mundo se está poniendo el tranvía fundamentalmente por lo que es anticontaminante, de cualquier manera, ese sería solo un argumento esencial como para que se preste atención a este tipo de transporte”, destacó Zanoli.

Por último, planteó que “en el mundo entero están poniendo nuevos tranvías y agregando más líneas, así que con esto creo que estamos dando un ejemplo contundente de la falta de criterio que tienen las autoridades municipales sobre el particular”.

 

Fuente: Portal Universidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *