Llega a Mar del Plata la muestra con obras de la colección del Banco Provincia 

“Resonancias de nuestra tierra” en el Teatro Auditorium

Obras de autores del acervo cultural argentino, como Benedit, Berni y Castagnino se expondrán en diálogo con textos de Arturo Jauretche. La muestra forma parte de la celebración del Bicentenario del Banco Provincia, integrando la programación del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires.

En el marco de los festejos de Banco Provincia por su Bicentenario, llega a Mar del Plata la exposición de arte itinerante “Resonancias de nuestra tierra” que se exhibirá en el foyer del Teatro Auditorium, Centro Provincial de las Artes, desde el 8 al 29 de septiembre con entrada gratuita. La muestra está integrada por obras de la colección de la banca pública bonaerense que son puestas en diálogo con textos de Arturo Jauretche, formando parte de la programación del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires.

La exposición está organizada por la Cátedra Jauretche y el Museo Banco Provincia. Está conformada por 16 obras de distintos artistas, que son puestas en diálogo con la obra literaria de Arturo Jauretche, pensador y presidente de la banca pública bonaerense entre 1946 y 1950. En Resonancias de nuestra tierra interactúan dos expresiones artísticas, la pintura y la literatura, con el objetivo de destacar rasgos de la identidad bonaerense en clave Jauretcheana.

Niño con pulóver rojo (Antonio Berni)-

La muestra expone obras de: Luis Benedit, Antonio Berni, Ernesto Bertani, Juan Carlos Castagnino, Pío Collivadino, Juan Carlos Durán, Pedro Figari, Lola Frexas, Ignacio Imperiale, María Martorell, Alejandro Montaldo, Mauricio Nizzero, Alejandro Puente, Elio Rial, Leonardo Robertazzi y Patricia Valentín; situadas en una trama de reflexiones críticas de Arturo Jauretche.

Banco Provincia posee una colección de arte compuesta por más de 300 obras plásticas de los artistas más reconocidos de la historia argentina. El mecenazgo de la producción artística y cultural bonaerense es una tradición que atraviesa tres siglos y comenzó en 1874, con la adquisición de cuadros con escenas históricas.