La cervecería artesanal más querida y emblemática de Argentina cumple 25 años y lo celebra a lo grande

Antares nació como un hobbie de tres amigos en un garaje marplatense: para festejar este cuarto de siglo lanzó una cerveza especial y organizó festejos en todo el país. 

Antares, la cervecería artesanal e independiente que nació como un emprendimiento hobbista de tres amigos marplatenses en un garaje, cumple 25 años de historia en un marco de innovación constante que la llevó a ser pionera en el rubro y a cambiar radicalmente la escena de la industria artesanal en la Argentina, hasta convertirse en un referente indiscutido que se busca seguir desafiando y abrir nuevos caminos en un sector ecléctico y cambiante como lo es el de la cerveza artesanal.

Mariana Rodríguez, Leo Ferrari y Pablo Rodríguez iniciaron este camino en 1998 cuando abrieron en Mar del Plata el Primer Antares de la calle Córdoba, un brewpub que contaba con una fábrica de cerveza anexada y en el que la marca comenzó a hacerse conocida y a tener un contacto fluido con sus clientes en el marco de una propuesta que incluía cerveza, gastronomía y música en vivo que aún se mantiene en la actualidad.

«Decidimos abrir un lugar donde la gente pueda ir a tomar la cerveza, conocerla y en el que nosotros mismos pudiéramos explicarles cómo era, porqué tenía ese color y sabor natural, sin aditivos: creo que esa fue la base del éxito», reconoce Leo Ferrari, cofundador de Antares.

Un dato a tener en cuenta es que en ese momento la escena de la cerveza artesanal era incipiente en Argentina y apenas existían dos cervecerías en el rubro: una en El Bolsón (hoy extinta) y la otra en Bariloche, por lo que Antares es una de las pioneras en el país a nivel histórico.

En ese contexto, Antares tuvo que aprender trucos y procesos para elaborar su cerveza, según recuerda su cofundador Pablo Rodríguez: «Aprendimos de cero a hacer procesos como el pasteurizado, llenado de barriles y botellas, el etiquetado y cómo servir la cerveza. Incluso inventamos choperas, canillas y diseñamos nuestros propios tanques en un mercado que estaba totalmente virgen en Argentina».

Luego de ese exitoso puntapié inicial, y tras haber superado con bastante esfuerzo la crisis de 2001, Antares comenzó a  tener presencia en varias provincias a través de la distribución de sus botellas y por primera vez en 2005 desembarcó con dos bares fuera de Mar del Plata: las ciudades elegidas fueron La Plata y Tandil.

Ambos locales fueron un éxito rotundo y los fundadores se dieron cuenta que el camino de crecimiento de la marca se lograría a través de un desarrollo federal. Hoy gracias a esa receta Antares tiene más de 60 bares en todo el país sin resignar su condición de cervecería independiente.

En ese contexto exitoso la demanda se disparó y en 2005 la firma inauguró la Fábrica 12 de octubre en Mar del Plata, en la que la producción comenzó a crecer de una manera exponencial y le permitió lograr una llegada contundente a nivel nacional con todos sus productos.

Este lugar se volvió una especie de templo cervecero y en 2013 se montó allí un Bar de Fábrica que hoy cuenta con 25 canillas propias y en el que se realizan actividades abiertas al público en las que se conoce el saber cervecero como charlas, catas y visitas guiadas.

La demanda sostenida provocó que en 2017 Antares tenga que sumar una «nueva casa» y abrió su Fábrica del Parque, que está ubicada en el Parque Industrial Mar del Plata y con la que logró ampliar su capacidad de producción. En este lugar funciona una Planta Piloto en la que se innova en nuevos estilos y un laboratorio de última generación que permite asegurar la calidad del producto terminado y que el mismo llegue en óptimas condiciones a todo el país.

Hoy Antares produce seis millones de litros anuales y cuenta con una distribución rápida y eficaz en todo el país. Además, continúa con su plan de expansión: acaba de inaugurar un nuevo local en Santa Rosa, La Pampa, y a fin de año se viene la apertura de un bar en el Mercado de San Telmo de Buenos Aires.

También, tiene previsto desembarcar en el exterior del país con todo el conocimiento cervecero que la marca ha ido adquiriendo a lo largo de este cuarto de siglo: «En general a los hobbistas no nos gusta hacer siempre lo mismo, vamos tanteando. Hay tantas cosas para probar. Lo importante es desafíarse. Hay que hacer cosas desde adentro, y como te salgan y eso es lo que hicimos desde nuestros comienzos. Este espíritu late fuerte en nosotros y es el que se terminó transformando en un atributo: si no innovás no sos una cervecería artesanal», destaca Mariana Rodriguez en sintonía.

Los festejos en todo el país y la cerveza especial por los 25 años

Para celebrar este cuarto de siglo Antares está organizando festejos en toda la Argentina con epicentro en Mar del Plata, ciudad en la que el martes 19 de diciembre, el día exacto de su cumpleaños, hará una celebración en el Primer Antares de la calle Córdoba 3025 dónde los fundadores levantarán las pintas para brindar junto a amigos y clientes de toda la vida por estos 25 años de historia.

En el resto del país los festejos comenzaron con el lanzamiento en lata de la Micro IPA 25 años, una cerveza de edición especial y limitada que se elaboró para este aniversario y que ya se puede conseguir en supermercados, tiendas especializadas y vinotecas. La novedad es que el 19 de diciembre esta cerveza se «pinchará» en todos los bares Antares de la Argentina y los clientes también podrán conseguirla en formato de cerveza tirada.

La Micro IPA es una cerveza cítrica, lupulada y de alta tomabilidad que se destaca por su color pajizo, su espuma blanca persistente y que al no estar filtrada posee un mayor carácter. Su aroma y sabor es a frutas tropicales, ananá, damasco y duraznos, mientras que su carga de alcohol es moderada (4%).