¿Primera vez alquilando?: 7 consejos para tener en cuenta

El primer alquiler es el gesto de independencia más evidente y, por lo tanto, vertiginoso. Está marcado por la posible alegría por definir la necesidad de un espacio propio o construir un hogar en conjunto, con las múltiples novedades que esto conlleva. 

A la conmoción por este gran movimiento, se suma una serie de responsabilidades legales, domésticas y cotidianas. Sin embargo, con algo de atención y organización, es posible construir una buena experiencia de iniciación a la autonomía.

En esta nota, compartimos siete consejos claves para tener en cuenta a la hora de alquilar por primera vez. 

1. Reunir el presupuesto inicial

Al inicio, es necesario contar con un presupuesto razonable. Este debe contemplar el primer mes de alquiler más el mes de depósito, gastos burocráticos y costos de instalación o flete, etc.

Por eso, es recomendable hacer un plan de ahorro previo. De surgir un imprevisto o encontrar la vivienda ideal, siempre es posible solicitar un préstamo online y recibir en el acto lo necesario.

2. Contemplar varias opciones

Si bien parece que el tiempo corre, es fundamental no apresurarse y, más bien, revisar varias alternativas antes de tomar una decisión definitiva. Es importante revisar costo de expensas, accesibilidad de transporte, comercio y servicios, comodidades, etc.

3. Observar en detalle

Al momento de revisar los inmuebles disponibles, es clave no escatimar en detalles y, de ser necesario, pedir ayuda de un conocedor. Algunos aspectos claves son el estado de las cañerías, huellas de humedad, prolijidad del circuito eléctrico, movimiento de la zona y funcionalidades.

4. Revisar la Ley de alquileres actualizada

Tener conocimiento de los propios derechos y obligaciones al alquilar un inmueble es crucial para evitar conflictos. Por eso, es importante leer detenidamente la ley de alquileres actualizada.

Se trata de información de carácter público que establece normas sobre el contrato, pagos, gastos, comisiones y ajustes. Además, profundiza sobre las alternativas de resolución de conflictos.

5. Leer detenidamente el contrato y saldar dudas

Antes de firmar el contrato definitivo con la entidad pertinente, es fundamental leer detenidamente el contrato. No es contraproducente necesitar claridad.

Si surgiese alguna duda o inquietud, es posible pedir que se realicen las modificaciones correspondientes para sumar claridad al acuerdo entre las partes. Incluso, es posible pedir una revisión a un profesional.

6. Establecer prioridades

Al tomar decisiones, es importante identificar necesidades prioritarias. Puede ser la cercanía a una parada de transporte o al lugar de trabajo, la vista o el silencio. Lo que puede parecer un capricho en principio, puede ser decisivo cuando se toma una decisión a largo plazo.

7. Comenzar de a poco

Construir un hogar es un trabajo de larga data e, incluso, difícil de planificar. Podemos tener una idea clara en principio, pero la experiencia cotidiana hará grandes reformas en los planes.

Por eso, el último consejo es comenzar de a poco, con lo imprescindible para vivir cómodamente. El estilo, la funcionalidad y los mecanismos de disfrute se definen con el tiempo.