La alianza Montenegro-Lauría: un desesperado intento por mantenerse en el poder

Hay que sumar de donde sea..

El panorama electoral en Mar del Plata se ha vuelto tan intrincado como desafiante para el actual intendente, Guillermo Montenegro. Con una candidata presidencial relegada al tercer lugar en las encuestas, la diferencia de votos que Montenegro había obtenido en las PASO está en peligro de disminuir e incluso volverse en su contra. En vista de este escenario, el intendente se ve obligado a adoptar nuevas estrategias de campaña y a establecer alianzas con antiguos aliados que se convirtieron en adversarios políticos para intentar mantenerse a flote. Y así es como Nicolás Lauría, con quien Montenegro ha tenido conflictos en el pasado, se convierte en su sorprendente apoyo en esta incierta coyuntura electoral.

Nicolás Lauría, ex precandidato a intendente de Mar del Plata, ha dejado a todos boquiabiertos al expresar públicamente su apoyo a Guillermo Montenegro en las próximas elecciones. A través de su partido vecinal «Creciendo Juntos», Lauría busca fortalecer la propuesta del actual intendente desde una perspectiva que supuestamente se centra en las necesidades de los habitantes de Mar del Plata y Batán. Esta inesperada alianza política representa «un intento conjunto por alcanzar el progreso y el bienestar de la comunidad de General Pueyrredon» en un momento en el que el intendente necesita hechar mano de cualquier recurso para mantenerse a flote.

El partido «Creciendo Juntos» podría aportar una estructura consolidada y sumar algunos militantes, lo que aumentaría la presencia del intendente en la ciudad. De hecho, en el día de la fecha se han comenzado a instalar bastidores en las esquinas de la ciudad con la foto del intendente en el mismo estilo que se utilizó durante la candidatura de Lauría. Esos bastidores podrían ser los mismos que se utilizaron en su momento para colocar en las esquinas.

No debemos olvidar que el precandidato Nicolás Lauría no logró alcanzar el umbral del 1,5% requerido para convertirse en candidato oficial en las elecciones. Esto significa que el caudal de votos que podría transferirse directamente de Lauría a Montenegro no es necesariamente significativo en términos numéricos.

Sin embargo, a pesar de no haber alcanzado el porcentaje necesario, el respaldo público de Lauría hacia Montenegro aún puede tener un impacto simbólico y estratégico en la campaña del intendente, sobre todo tomando en cuenta las tensiones internas que existen en JXC entre el PRO y el radicalismo.

Es relevante destacar que Lauría y Montenegro han tenido sus diferencias en el pasado. En una carta emitida por Lauría en agosto de 2021, el concejal lanzó duras críticas hacia el intendente y hasta llegó a preguntarle publicamente «si podía dormir tranquilo».

«Me preocupa que diga que la inseguridad es una cuestión de campaña política. Sufro al ver que crece la criminalidad en la ciudad con hechos delictivos en todos los barrios de la ciudad. Creer que esto es sólo un tema de campaña me recuerda a cuando se decía que la inseguridad era sólo una sensación. Ahora que se encuentra en campaña y seguramente vuelva a caminar por muchos barrios de la ciudad, escuche la preocupación de la gente. Va a ver que no es un tema proselitista», aseveró Lauría.

En este sentido, agregó: «Pienso que en casi 2 años de gestión no pudo encontrar en casi 1 millón de habitantes que tiene la ciudad a un experto en seguridad. Hemos tenido en cambio dos secretarios de seguridad que vinieron de Buenos Aires y que conocieron la ciudad cuando se enteraron de la designación. No es casualidad como estamos hoy. Nos dijo en la campaña que la seguridad era su especialidad, que venía a traer el modelo la Ciudad de Buenos Aires donde fue Ministro, pero lo cierto es que cada día nos parecemos más a Rosario. Yo no tengo nada que responder a la almohada por la noche. No sé si usted puede decir lo mismo«.

El ex basquetbolista fue el primer candidato a concejal en la lista que llevó a Guillermo Montenegro como candidato a Intendente en 2019. Por ese motivo, el comunicado inicia remarcando ese acompañamiento que realizó «junto a muchos sectores» que estuvieron «desde el primer momento trabajando en la campaña que lo llevó al lugar donde hoy se encuentra».

«Creo en el trabajo en equipo, pero entiendo que usted no valoró todo el esfuerzo y dedicación de sectores de Mar del Plata que caminaron la ciudad con ustedes desde el primer día. Sigo creyendo que es a través del conjunto que se logra lo mejor para Mar del Plata. Pero usted siempre desestimó la colaboración que recibió de muchos militantes y compañeros«, agregó el edil en su oportunidad.

La alianza entre Guillermo Montenegro y Nicolás Lauría en Mar del Plata se puede ver como un intento desesperado de «rascar el fondo de la olla» en busca de votos adicionales. En un panorama electoral desafiante, donde Montenegro enfrenta la disminución de su ventaja obtenida en las PASO y una candidatura presidencial rezagada en las encuestas, esta alianza representa un esfuerzo por agotar todas las opciones para mantenerse en el poder. ¿Lo logrará?

NMDQ