Cuestionan millonaria contratación del municipio de Mar del Plata: ¿para fines electorales?

En el marco de una intensa contienda electoral por la intendencia de Mar del Plata, Rolando Demaio, candidato a intendente por el partido La Libertad Avanza (LLA), ha levantado su voz para denunciar el posible uso de recursos municipales con fines electorales. Demaio y su equipo de trabajo han realizado un análisis presupuestario que ha revelado una serie de gastos que generan una gran preocupación institucional.

Una de las principales preocupaciones del candidato de Javier Milei en Mar del Plata se centra en la asignación de recursos por un monto de 23.785.154,10 pesos destinados a la atención de solicitudes de servicios de los vecinos, financiado por el tesoro municipal y a favor de la empresa GIV SRL. Demaio ha expresado serias dudas sobre la utilización real del servicio de Interactive Voice Response (IVR) y ha señalado la coincidencia de su implementación en pleno año electoral.

El IVR es un sistema telefónico automatizado utilizado para interactuar con los ciudadanos, ofreciendo opciones predefinidas para resolver sus necesidades o inquietudes. También se usa para hacer encuestas.Demaio plantea la posibilidad de que este servicio esté siendo utilizado con fines políticos y electorales, lo cual podría comprometer la equidad y la imparcialidad del proceso electoral al utilizar recursos públicos.

La empresa GIV SRL, beneficiada por la asignación de recursos municipales, describe en su sitio web una amplia gama de soluciones tecnológicas que incluyen conmutación telefónica, IVR, ruteo inteligente de llamadas, grabación digital de llamadas y pantallas, integración CTI, herramientas analíticas, estadísticas online/offline, supervisión remota y encolamiento multicanal de contactos, entre otros servicios.

Demaio ha manifestado su preocupación por la asignación millonaria de recursos del municipio y el tipo de servicios prestados por esta empresa, argumentando que destinar recursos significativos en un año electoral pone en riesgo la equidad y la imparcialidad del proceso electoral. El candidato ha enfatizado la importancia de la transparencia y la ética en la gestión de los recursos públicos, reafirmando el compromiso de su partido con la rendición de cuentas y el uso responsable de los fondos estatales.

En su propuesta, Demaio destaca la necesidad de una gestión municipal transparente y equitativa, donde los recursos sean utilizados en beneficio de la comunidad en lugar de ser desviados con fines políticos. Además, plantea la implementación de mecanismos de control y supervisión para garantizar el uso adecuado de los fondos públicos y prevenir posibles irregularidades.

El objetivo de Demaio es promover la transparencia, la equidad y la honestidad en la administración pública, así como garantizar un proceso democrático limpio. El candidato hace un llamado a las autoridades municipales para que brinden respuestas sobre el uso de los recursos públicos y expliquen el propósito y la pertinencia del servicio de IVR en el programa de modernización del estado. Según Demaio, utilizar este servicio con fines electorales no solo sería un mal uso del dinero de los contribuyentes, sino también una preocupante falta de ética republicana.

Demaio ha dejado en claro su intención de romper con el statu quo y poner fin al despilfarro de los impuestos en gastos superfluos. Su objetivo es llevar a cabo una reconversión del gobierno municipal, asegurando que los recursos regresen a los vecinos en forma de servicios necesarios para la comunidad.

Milei y Demaio en La Caravana de la Libertad en Mar del Plata

«Estamos aquí para romper el statu quo, para romper este círculo de negocios y terminar con esta política que nos ha estado hundiendo como país. Vamos a hacer una reconversión del estado municipal, poniendo fin al despilfarro de los impuestos en gastos superfluos como estos que desvían recursos que son de los vecinos y que a ellos deberían volver en servicios que hoy faltan», enfatizó Demaio.

Justamente, el candidato de Milei en General Pueyrredon posteó en sus redes su postura con respecto a los elevados gastos municipales como los denunciados señalando que “no falta plata, falta que tengan las mismas prioridades que la mayoría de los marplatenses: la ciudad se enfrenta a uno de sus peores momentos de abandono y deterioro. Se transformó, en los últimos años de gestión, en una ciudad sucia, sin obras, insegura y que no cuenta con una administración pública eficiente. La política que gobierna el municipio no tiene las mismas prioridades que los vecinos. Ejemplos sobran: al mes de julio el intendente Montenegro ejecutó del presupuesto $ 928.328.450 en horas extras que se suman a los más de 33 mil millones de pesos que se gastan en sueldos”. Y prosiguió señalando que “el presupuesto para viáticos, publicidad y propaganda supera los 100 millones de pesos”, para explicar también que “la empresa que recolecta residuos ya se llevó, en lo que va del año, más de 9 mil millones de pesos y la ciudad está demasiado sucia para semejante cifra. ¿Nadie la controla?”. Demaio concluyó que “una ciudad distinta significa un cambio en la forma en que se toman decisiones, se atienden las necesidades de la comunidad y se promueve el desarrollo. Con nosotros las prioridades van a ser las mismas que las de los vecinos”.

NMDQ