Cómo se entrenan los perros superagentes de la Policía que previenen delitos y detectan explosivos

Cómo se entrenan los perros superagentes de la Policía que previenen delitos y detectan explosivos

La División K9 fue creada en 2018 en la Ciudad de Buenos Aires y tiene como objetivo cumplir funciones de seguridad y apoyo táctico inmediato en las distintas acciones que se realizan. Mambo y Nitro, los pioneros de un grupo de 10 canes especialistas.

La División K9 (canino, en inglés) del Departamento de Fuerzas Especiales de la Policía de la Ciudad, que cuenta con perros para afrontar contingencias y hostilidades extremas, surgió en 2018 con un objetivo: crear una unidad capaz de cumplir funciones de seguridad y apoyo táctico inmediato en las distintas acciones que se llevan a cabo en materia de seguridad.

Esto respondió a la observación de que los delitos se complejizaban con una agresividad cada vez mayor, abriendo la posibilidad de relacionar a los oficiales de Fuerzas Especiales con los perros. Así aumentó la posibilidad de acción y mejoró la capacidad de controlar situaciones de riesgo.

La División K9 contó con la experiencia previa de unidades como el G.O.E de España, el R.A.I.D. de Francia y el S.W.A.T. de EEUU, que mostraban que el vínculo entre hombres y perros podía servir como apoyo a las unidades tácticas de asalto, brindando un nivel adicional de seguridad y de respuesta ante contingencias y agresiones armadas.

Con la incorporación de los perros, aumentó la posibilidad de acción y mejoró la capacidad de controlar situaciones de riesgo.

A través del K9 se trató de otorgar mayor versatilidad, seguridad y rapidez para la resolución de conflictos de agresión extrema. Uno de los primeros pasos en esta dirección fue la creación de un predio para la División, que sería localizado en el barrio de Villa Lugano de la Ciudad.

La construcción de este espacio incluyó una sala veterinaria de primeros auxilios caninos, la incorporación de una asistente veterinaria permanente -que supervisa tanto las conductas de los perros como los planes de vacunación-, y la preparación de los planes de alimentación especiales para los miembros del K9.

Al poco tiempo de empezar con la obra llegaron los primeros perros: “Nitro”, un Ovejero Belga Malinois de 2 meses, y “Mambo”, de 2 años y 6 meses, adoptado a través de Facebook; sin perder tiempo se comenzó con el adiestramiento de ambos.

Luego de casi dos años de entrenamiento y con sus bases bien afianzadas, se otorgó el alta operativa a “Mambo” y “Nitro”, que se convirtieron así en los primeros perros de intervención táctica de Fuerzas Especiales de la Policía de la Ciudad en ser homologados como tales.

A través del K9 se trató de otorgar mayor versatilidad, seguridad y rapidez para la resolución de conflictos de agresión extrema.

Para comienzos de 2020, la Sección K9 ya estaba formalmente creada, y preparada para:

• Brindar seguridad inmediata y eficaz sobre los Grupos de Asalto que operen en contextos desfavorables.

• Asegurar la progresión y aproximación a los puntos de impacto en zonas de alto riesgo y liberarlas de obstáculos explosivos y/o accesorios de voladura.

• Actuar en situaciones de delincuentes atrincherados y parapetados como escalón intermedio a la acción de los Grupos de Asalto, minimizando el riesgo y la complejidad de la operación.

• Controlar situaciones que se desborden del marco de acción dentro de las distancias operativas convencionales en las crisis de salud mental.

• Constituir unidades de bloqueo y neutralización exterior en situaciones con toma de rehenes.

• Intervenir como unidad adelantada de los equipos tácticos en la búsqueda de evadidos en ámbitos rurales como así también en el interior de estructuras edilicias.

• Patrullar zonas de Alto Riesgo en los operativos de saturación donde se hallen afectados personal del Departamento Fuerzas Especiales.

Con el correr del tiempo, el K9 siguió incorporando perros de intervención táctica, con la inclusión de cachorros de raza Ovejero belga Malinois (“Rex” y “Loky”). En el caso de “Rex”, se convirtió en el primer can con “doble propósito” (también hace detección temprana de explosivos), que sumó a la función de intervención táctica, la de la búsqueda y detección de artefactos explosivos y elementos de voladura del tipo casero, para marcar su ubicación previa al ingreso en allanamientos.

Uno de los primeros pasos en esta dirección fue la creación de un predio para la División, que sería localizado en el barrio de Villa Lugano de la Ciudad.

Actualmente, el K9 cuenta con los siguientes perros:

MAMBO: Ovejero Belga Malinois, de 5 años de edad. Se incorporó con dos años. Fue adoptado por Facebook y es uno de los dos primeros perros operativos de esta Sección con la especialidad “Can de intervención Táctica”.

NITRO: Ovejero Belga Malinois, de 3 años y medio. Fue adquirido con sólo 2 meses, y es el segundo perro operativo en esta sección. También tiene la especialidad “can de intervención táctica”.

REX: Se trata de un perro de raza Ovejero Belga Malinois, de 3 años. Es un perro doble propósito, y el primero en ser un can especializado para la detección temprana de obstáculos explosivos.

LOKY: Es un perro de raza Ovejero Belga Malinois, 3 años. Fue formado para Patrullas en zonas de alta complejidad, debido a su temperamento y personalidad.

LOBO: Fue donado con 1 año de edad. Actualmente tiene 2 años y medio, siguiendo la línea raza Malinois, tiene la especialidad de “intervención táctica”.

THANOS: Cachorro de Ovejero Belga Malinois, de un año y medio. Descendiente de Lobo, va en camino a ser un perro “doble propósito”.

TITAN: Cachorro de Dogo Argentino, fue donado por el Criadero “Las Canteras”, de un año y medio. Se lo está formando para ser un perro con la especialidad “Patrullas en zonas de alta complejidad”.

KATANA: Cachorro Ovejero Belga Malinois, de 6 meses, en etapa de adiestramiento con la finalidad de doble propósito: Intervención Táctica y detección de objetos explosivos.

ODIN: Cachorro de Dogo Argentino, de 2 meses. Está en etapa de adiestramiento con la finalidad de Intervención Táctica.

BLACK: Cachorro de Doberman, de 4 meses. Se encuentra en etapa de adiestramiento con la finalidad de Intervención Táctica.

Publicado por Marcelo Pérez Peláez
FOTOS DEL MINISTERIO DE JUSTICIA Y SEGURIDAD / GCBA
Fuente: https://www.buenosaires.gob.ar/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.