Caputo establece el dólar oficial en 800 pesos: Medidas económicas de urgencia

En un anuncio sorprendente, el ministro de Economía, Luis Caputo, comunicó una serie de medidas económicas de urgencia para hacer frente a la crisis que atraviesa el país. Caputo afirmó que el dólar oficial se mantendrá fijo en 800 pesos, en un intento por estabilizar la economía y frenar la inflación descontrolada.

En su mensaje grabado, Caputo destacó que Argentina está enfrentando la peor herencia de su historia, con un déficit fiscal que supera el 5,5% del producto interno bruto. Esta situación ha llevado a un deterioro en las finanzas del Banco Central, una emisión monetaria desmedida y una inflación anual del 300%, lo que ha golpeado duramente a los argentinos en su vida cotidiana.

El ministro de Economía hizo hincapié en la importancia de reconocer que el déficit fiscal ha sido la génesis del problema económico del país y que es fundamental solucionar esta adicción al déficit fiscal. Para lograrlo, se implementarán una serie de medidas que abarcan diferentes áreas.

En primer lugar, se reducirán los contratos laborales del Estado que tengan menos de un año de vigencia y se suspenderá la pauta publicitaria del Gobierno nacional por un año. Además, se llevará a cabo una reestructuración de los ministerios, reduciendo su cantidad de 18 a 9, y se disminuirán las transferencias discrecionales del Estado a las provincias.

En cuanto al tipo de cambio, el dólar oficial se fijará en 800 pesos, acompañado de un aumento provisorio del Impuesto País y de las retenciones no agropecuarias. Estas medidas buscarán controlar la volatilidad del mercado cambiario y evitar una devaluación descontrolada.

En el ámbito social, el Gobierno mantendrá los planes Potenciar Trabajo, fortalecerá las políticas sociales como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Tarjeta Alimentar, y duplicará el monto de la AUH. Estas medidas buscan proteger a los sectores más vulnerables de la sociedad y garantizar su acceso a los recursos básicos.

Por otro lado, se pondrá fin a la licitación de nuevas obras públicas y se cancelarán las aprobadas que no hayan comenzado su desarrollo. Además, se reducirán los subsidios a la energía y al transporte, ya que se considera que los precios bajos en estos sectores generan distorsiones en la economía y contribuyen a la inflación.

Finalmente, se implementará un nuevo esquema de importaciones en el que las empresas no deberán solicitar permisos previos para sus operaciones, reemplazando así el sistema SIRA.

Estas medidas económicas de urgencia buscan enfrentar la crisis y sentar las bases para una recuperación sostenible de la economía argentina. El ministro de Economía afirmó que es necesario hacer los deberes para evitar mayores niveles de pobreza, inflación y sufrimiento, y permitir que el país vuelva a ser próspero.

Las siguientes son las diez medidas económicas de aplicación urgente anunciadas:

1. No se renuevan los contratos laborales del Estado que tengan menos de un año de vigencia. «Una práctica habitual en la política es incorporar familiares y amigos antes de un cambio de Gobierno para mantener sus privilegios», dijo Caputo al realizar el anuncio.

2. Se suspende la pauta publicitaria del Gobierno nacional por un año porque «no hay plata para gastos que no sean estrictamente necesarios y mucho menos para sostener con plata de los contribuyentes medios que se crean solo para alabar las virtudes de los gobiernos de turno», aseveró el ministro.

3. Los ministerios se reducirán de 18 a 9, y las secretarías de 106 a 54, lo que redundará «en una reducción de más de 50% de los cargos jerárquicos de la función pública y 34% de los cargos políticos totales del Estado nacional», enfatizó el funcionario.

4. Se reducirán al mínimo las transferencias discrecionales del Estado nacional a las provincias, debido a que se trata de «recursos que lamentablemente en la historia reciente se han usado como moneda de cambio para intercambiar favores políticos», añadió.

5. El Estado nacional no va a licitar más obra pública nueva y va a cancelar las aprobadas cuyo desarrollo no haya comenzado. «No hay plata para pagar más obra pública que muchas veces termina en en los bolsillos de los políticas y empresarios», advirtió el ministro.

6. Reducción de los subsidios a la energía y al transporte, al entender que el Estado sostiene «artificialmente precios bajísimos en materia energética y al transporte porque la política engaña a la gente haciéndoles creer que les ponen plata en los bolsillos pero eso se paga con inflación».

7. Mantenimiento de los planes Potenciar Trabajo de acuerdo a lo establecido en el presupuesto 2023 y fortalecer las políticas sociales como la AUH y Tarjeta Alimentar, «sin intermediarios».

8. Sincerar el tipo de cambio que pasará a valer $800 «para que los sectores productivos tengan los incentivos adecuados para aumentar su producción» y un aumento provisorio del Impuesto País y a las retenciones no agropecuarias para «beneficiar a los exportadores con un mejor precio y equiparamos la carga fiscal dejando de discriminar al sector agropecuario».

9. Reemplazo del sistema de importaciones SIRA por otro estadístico y de información de importaciones que «no requiera de la aprobación previa de licencias» para terminar así «la discrecionalidad y se garantiza la transparencia del proceso».

10. Duplicar el monto de la Asignación Universal por Hijo (AUH) e incrementar en un 50% la Tarjeta Alimentar porque «este es el camino correcto porque si seguimos por el otro camino vamos a mayor pobreza, inflación y sufrimiento pero si hacemos los deberes permitámonos soñar con ese país que hace 100 años tuvimos», completó el ministro. (Télam).