Aumenta la preocupación por la creciente inseguridad en Mar del Plata: los autos son objeto de robos

En un nuevo incidente que pone en evidencia la creciente inseguridad en la ciudad de Mar del Plata, dos intentos de robo a automóviles ocurrieron en la madrugada del pasado domingo. Estos hechos, que tuvieron lugar en diferentes barrios de la ciudad, generaron gran preocupación entre los residentes y resaltaron la necesidad de abordar de manera efectiva el problema de la delincuencia.

El primer incidente tuvo lugar en el barrio Chauvín, específicamente en la intersección de las calles Santiago del Estero, Azcuénaga y Pringles. La policía fue alertada a través de una llamada al 911 y, al llegar al lugar, descubrieron a un individuo intentando forzar un Fiat Siena. El delincuente, de 50 años de edad, logró romper una ventanilla utilizando un trozo de piedra y sustrajo cables USB y tres juegos de llaves del interior del vehículo. Sin embargo, gracias a la rápida respuesta de las autoridades, fue detenido en el acto. El fiscal Marcelo Yáñez Urrutia imputó al sujeto por robo en grado de tentativa y fue trasladado a la Unidad Penal Nº44 de Batán.

El segundo intento de robo ocurrió en el barrio Belisario Roldán, en la calle Coronel Suárez al 3000. En esta ocasión, dos individuos de 19 y 23 años de edad violentaron la puerta del conductor de un Peugeot 206. Afortunadamente, la propietaria del vehículo se percató de la situación y alertó a las autoridades. Ambos sospechosos, quienes ya tenían antecedentes penales por diferentes delitos, fueron capturados en el lugar. Al igual que en el caso anterior, el fiscal Marcelo Yáñez Urrutia dispuso que se los notificara por robo en grado de tentativa y fueron llevados a la sede tribunalicia.

Estos incidentes son solo algunos ejemplos recientes de la creciente inseguridad que enfrenta Mar del Plata. Los residentes de la ciudad se sienten cada vez más preocupados por la falta de medidas efectivas para combatir la delincuencia y proteger a la comunidad. La necesidad de incrementar la presencia policial en las calles y fortalecer las estrategias de prevención del delito se vuelve cada vez más urgente.

La inseguridad no solo afecta la tranquilidad de los ciudadanos, sino que también tiene un impacto negativo en la actividad económica y el turismo de la zona. Mar del Plata, siendo uno de los destinos turísticos más importantes de Argentina, no puede permitirse el lujo de descuidar este aspecto vital para su desarrollo y bienestar.

Es fundamental que las autoridades locales y provinciales tomen cartas en el asunto y aborden de manera integral el problema de la inseguridad en Mar del Plata. Esto implica implementar políticas de seguridad efectivas, mejorar los recursos destinados a la policía y promover una mayor coordinación entre las fuerzas de seguridad y la comunidad.

La ciudadanía espera acciones concretas y resultados tangibles en la lucha contra la delincuencia. Solo así se podrá recuperar la confianza en las instituciones y garantizar un entorno seguro y pacífico para todos los habitantes de Mar del Plata. La inseguridad no puede ser un obstáculo para el crecimiento y el desarrollo de una ciudad que tiene tanto potencial como esta.

NMDQ