APEFmdp recuerda los protocolos para la actividad física

La Asociación de Profesionales en Educación Física informa que se encuentra en su red social de facebook (Asociación de profesionales en educación física) el protocolo que se elaboró desde la institución con el fin de colaborar con las instituciones educativas y de esa manera poder iniciar las clases del área, principalmente en aquellas de gestión estatal. Este protocolo fue realizado teniendo en cuenta las medidas orientativas de la O.M.S. como así también de otros organismos afines a la salud y la actividad física y deportiva. Este trabajo fue presentado ante las autoridades del distrito de la Dirección General de Educación y Cultura para su consideración y posterior eventual aplicación en aquellas escuelas que dependen de esa repartición.

Dicho protocolo se resume a modo informativo en las siguientes líneas:

La Educación Física es una disciplina especial dentro de la institución educativa, con características propias y únicas en el manejo de espacios, actividades, contenidos y dinámicas de grupo, por lo tanto, requiere un protocolo especial para su implementación segura y eficaz, tanto para sus docentes como para las y los estudiantes.

En el marco de la pandemia del sedentarismo, que deja 3 millones de muertes al año, y en paralelo la de covid-19 y del Plan Jurisdiccional Nacional elaborado para un retorno seguro a clases presenciales entendemos que cumpliendo estrictamente con:

El lavado frecuente de manos (antes y después con agua y jabón (30 segundos mínimo) o alcohol al 70%)

El distanciamiento social 2 metros entre personas o factor de ocupación o aforo (superficie/8) Ejemplo: un gimnasio de 10 x 20 mts (200 metros cuadrados) /8 = aforo de 25 personas con actividad física simultánea a nivel básico y moderado con garantía de distanciamiento.

La realización de actividad física al aire libre o en espacios ventilados, y sanitización de los espacios.

Desinfección de materiales deportivos (preferentemente de superficies lisas y sintéticas) a usarse en la clase antes durante y después de la misma (1 minuto de espera de acción sobre el material asegura su total desinfección)

Estableciendo manuales de actividades generales básicas sin materiales, con materiales en función de niveles, aforos según superficie, materiales y objetivos que ayuden y complementen las tareas de planificación docente dentro de un marco de seguridad sanitaria y prácticas docentes eficientes, con acceso por parte de los estudiantes a la actividad física necesaria y suficiente para asegurar el mantenimiento de su salud dentro de parámetros normales según la OMS y la currícula vigente.

Poniendo foco en la situación de vulnerabilidad en el ejercicio de los derechos de esparcimiento y actividad física de la infancia.

Entonces decimos que, sobre un protocolo específico basado en estos 6 puntos, los estudiantes, podrían realizar actividad física sin barbijo, bajo la supervisión de los profesionales en Educación Física.

Que de esta forma no se dejaría de lado a la infancia que no puede acceder a la práctica deportiva en clubes, donde sí se permite la actividad física sin barbijo y con protocolo.

La contradicción es evidente y la posibilidad concreta de determinar un modo de hacerlo dentro de la escuela como espacio, también lo es.

Ninguna de estas consideraciones va en contra del Plan Jurisdiccional, al contrario, las apoya y complementa permitiendo, incluso con mayores requerimientos de distanciamiento e higiene que los tomados por este, la actividad física necesaria para preservar y fortalecer la salud.

Entender lo especial de nuestras prácticas y aportar al desafío de un protocolo especial para Educación Física es nuestra obligación. Y también es una obligación implícita de los roles directivos, por lo cual, este documento es un pedido directo para que tomen en cuenta la perspectiva de este colectivo de trabajo y trabajemos en concordancia.

APEFmdp entiende que al momento de volver a la presencialidad el Plan Jurisdiccional no contempla en su esencia y función, nuestra especialidad y que esto se traslada al ámbito de trabajo, en dudas, decisiones discrecionales de directivos y docentes, grises sin sentido y contradicciones en la vida cotidiana de los chicos y chicas que podrían salvarse, por ejemplo, adoptando los protocolos vigentes de las federaciones deportivas autorizadas por el Estado en clubes y gimnasios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *