Solicitan al Gobierno de la Provincia que los comercios no esenciales puedan tener ingreso de público en sus locales

La Concejal Cristina Coria junto a otros concejales elevaron un Proyecto de Comunicación, solicitando al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires elimine de la Restricción de Actividades en Fase 2, para el Partido de General Pueyrredon, la que establece que “Los comercios no esenciales no podrán tener ingreso de público” y que se permita el ingreso de público a los locales, utilizando el 50% del factor ocupacional ya dispuesto en el protocolo de medidas preventivas aplicadas hasta el cambio de fase, contemplando un mínimo de 1 persona, con todas las medidas de salubridad e higiene estipuladas.

La autora indicó “Hay una necesidad de atender la difícil situación económica que atraviesa el sector comercial, vemos la necesidad de que tanto el Gobierno Nacional como el Provincial, profundicen el análisis que merecen las grandes ciudades del interior del país, más allá de los parámetros predeterminados, que permita reactivar las actividades comerciales, productivas y profesionales, la situación económica en General Pueyrredon impone que con mucha responsabilidad, contando con protocolos específicos, con gran compromiso con los cuidados sanitarios deberían poder desarrollarse la mayoría de las actividades comerciales, a excepción de aquellas que implican aglomeración de gente.

Atender sin ingresar al local al posible comprador, opera como una dificultad para las ya escasas ventas los comercios tienen las condiciones y la necesidad de atender dentro de sus locales”, enfatizó Cristina Coria.

El proyecto va en consonancia con solicitudes del sector de referencia y está basado en la gran responsabilidad que tuvieron los comerciantes en la aplicación de los protocolos y en la convicción de que esta medida facilitaría la comercialización, sin generar impacto negativo a la situación sanitaria de la ciudad. .
En la mayoría de los locales en centros comerciales a cielo abierto o de cercanía, el factor ocupacional (en función a su superficie) no supera las 3 personas, aforo que en esta instancia sanitaria, podría reducirse aún a la mitad, pero debiendo permitirse que aunque sea de a una persona a la vez, los clientes puedan ingresar.

“Esta posibilidad, en muchos casos, significa la diferencia entre contar o no con un cliente, ya que la época del año con las bajas temperaturas que reinan, hace que permanecer en espera al aire libre, también sea muy riesgoso para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.