La Escollera Sur vuelve a abrir tras el brote de gripe aviar

Después de tres meses, la Escollera Sur vuelve a abrir al público. 

Después de permanecer cerrada durante tres meses debido a un brote de gripe aviar, finalmente la Escollera Sur, en Mar del Plata, ha sido reabierta al público. A pesar de la apertura, las autoridades del Consorcio Portuario han hecho hincapié en la importancia de no acercarse a los animales, especialmente a los lobos marinos que descansan en la costa.

El presidente del Consorcio Portuario de Mar del Plata, Gabriel Felizia, confirmó que, siguiendo las instrucciones del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), se decidió reabrir la Escollera Sur hace unos días. Felizia destacó que ya no se detectan rastros de la enfermedad y, por lo tanto, se considera seguro permitir el acceso nuevamente.

Juan Lorenzani, miembro de la Fundación Fauna Argentina, ratificó que desde octubre no se han registrado más casos de lobos marinos muertos o enfermos con síntomas de gripe aviar. Esto es un indicio de que la enfermedad se ha controlado y disminuido su impacto en la población de lobos marinos.

Tanto Felizia como Lorenzani elogiaron los trabajos realizados por el Consorcio Portuario para mejorar el hábitat de los lobos marinos en la Escollera Sur. Se construyó una platea en el sector de playas donde se concentra la mayor parte de la colonia de lobos marinos, con el objetivo de brindarles condiciones óptimas de descanso. Esto permitirá que más animales puedan utilizar la platea y reducirá la cantidad de lobos marinos que se encuentran en la Banquina.

Sin embargo, a pesar de la reapertura, se hace un llamado a la población de Mar del Plata y a los turistas a no acercarse a los animales. Es importante recordar que la costa es parte del hábitat natural de los lobos marinos y que es fundamental respetar su espacio. No se debe obligar a los animales a regresar al mar ni arrojarles agua. Es necesario mantener una distancia prudente para no perturbar su descanso.

NMDQ