Falleció la actriz Perla Santalla

La reconocida actriz Perla Santalla falleció a los 95 años de edad, dejando un legado de más de 70 años en la industria del cine, teatro y televisión. La noticia fue confirmada por la Asociación Argentina de Actores a través de sus redes sociales.

Nacida el 24 de enero de 1928 como Amelia Elba Santalla, Perla Santalla comenzó su carrera en el mundo del espectáculo formando parte de destacados elencos teatrales, como el Teatro Nacional Cervantes, el Teatro General San Martín y la Compañía Argentina de Espectáculos Cómicos. Entre las obras en las que participó se encuentran «La borrachera del tango», «¡Han robado un millón!», «El conventillo de la Paloma», «Las mujeres sabias», «Soledad Tango», «Hipólito y Fedra», «Edelweiss», «El protagonista» y «El gran deschave».

Además de su carrera en el teatro, Perla Santalla incursionó en el cine, haciendo su debut en 1952 en la película «Sala de guardia» dirigida por Tulio Demicheli. A lo largo de su trayectoria, participó en 15 películas, entre las que se destacan «Las campanas de Teresa» (1957), «Maternidad sin hombres» (1968), «El profesor hippie» (1969) y «El hombre de la deuda externa» (1987).

En la década de 1960, la actriz dio el salto a la televisión, participando en diversas producciones como «Maison Polyana», «Malevo», «Enséñame a quererte», «Un ángel en la ciudad», «Extraños y amantes», «La extraña dama», «El sodero de mi vida», «Costumbres argentinas», «Mujeres asesinas», «Se dice amor» y «Don Juan y su bella dama».

A lo largo de su carrera, Perla Santalla recibió varios reconocimientos por su talento y dedicación. Entre ellos se encuentran el Martín Fierro, el Konex de Platino, un premio ACE como intérprete de comedia y otro como Mejor actriz de reparto otorgado por la Asociación de Cronistas de Cine (ACC). También recibió el Premio Podestá entregado por la Asociación Argentina de Actores y el Senado de la Nación en 1998.

Con su partida, la industria del entretenimiento pierde a una talentosa actriz que dejó una huella imborrable en el mundo del arte. Su legado perdurará en la memoria de aquellos que disfrutaron de su trabajo a lo largo de los años.

NMDQ