El robo de medidores de gas creció un 500% en 3 años: una tendencia alarmante

En los últimos años, el robo de medidores de gas se ha convertido en una práctica delictiva cada vez más frecuente en Mar del Plata. Según los datos proporcionados por Camuzzi este delito ha experimentado un crecimiento exponencial del 500% en tan solo 3 años. Esta tendencia alarmante plantea serios problemas tanto económicos como de seguridad para los usuarios afectados.

En el caso de Mar del Plata, el robo de los flexibles que se encuentran en los medidores de gas se ha vuelto una problemática constante que genera dolores de cabeza a numerosos vecinos. Según las estadísticas de Camuzzi, entre julio y agosto se reportaron alrededor de 1300 casos, y en lo que va del año 2023 ya se acumulan casi 3 mil casos, seis veces más de lo que se registraba hace tan solo 3 años atrás.

Esta tendencia creciente preocupa tanto a los usuarios como a la distribuidora de gas. «Las cifras de robo son muy importantes», aseguran desde Camuzzi. Además del costo económico que implica reparar los daños causados por el robo de medidores, también existe un riesgo considerable para la seguridad de las personas. Muchos de los delincuentes arrancan los caños directamente, dejando el gas escapar y generando el peligro de una explosión.

Si se tienen en cuenta estos números, podría decirse que en Mar del Plata se producen más de 20 robos de flexibles de medidores por día. Sin embargo, este promedio probablemente sea mayor, ya que muchos usuarios evitan notificar a Camuzzi del robo para restablecer el servicio por su propia cuenta.

Aunque el robo de medidores de gas no es exclusivo de Mar del Plata, la distribuidora Camuzzi ha decidido presentar una denuncia en la Justicia local para avanzaren la investigación y persecución de los responsables. Además, se han elevado informes a la municipalidad para que se tomen medidas preventivas y se refuercen los controles en la venta de material de cobre en las chatarrerías, donde se suele recaudar el producto robado.

Es importante destacar que el material de cobre de los flexibles de gas, si bien tiene un valor en el mercado de las chatarras, su reventa no representa una ganancia significativa para los delincuentes. Los precios del cobre en las chatarrerías de la ciudad son relativamente bajos y el peso de las piezas robadas no es considerable.

Los usuarios afectados por el robo de medidores de gas se enfrentan a diversas consecuencias. Además de quedarse sin el servicio de gas hasta que se realicen las reparaciones correspondientes, los ladrones causan roturas y daños en la instalación interna de gas en los domicilios. Esto implica que los usuarios deben recurrir a Camuzzi y contratar a un profesional matriculado para solucionar el problema, lo que implica un costo extra.

NMDQ