El Equipo de Paleontólogos del Scaglia de Mar del Plata colaboró en Otamendi

En la localidad vecina se rescataron dos piezas pertenecientes a dos especies distintas de gliptodonte, y se requirió la ayuda por parte del plantel profesional del Museo de Ciencias Naturales “Lorenzo Scaglia”. Es el segundo pedido de colaboración en este año, siendo el anterior en Balcarce.

A través de un pedido, el intendente del Partido de Gral. Alvarado, Sebastián Ianantuony, le solicitó a su par del Partido de Gral. Pueyrredon, Guillermo Montenegro, la intervención del plantel profesional y técnico del Laboratorio de Paleontología del Museo Municipal de Ciencias Naturales «Lorenzo Scaglia» para realizar un rescate paleontológico en la localidad de Comandante Nicanor Otamendi.

El hallazgo lo realizó un vecino durante en junio del 2020, a la vera de un camino rural y se componía del caparazón dorsal de un Glyptodon reticulatus. Los trabajos de rescate comenzaron a comienzos de noviembre de este año y concluyeron hace pocos días, con la participación de estudiantes de la Tecnicatura Superior en Paleontología, quienes estaban realizando sus prácticas profesionales en el Museo Scaglia.

Además, y de forma sorpresiva, durante las tareas se encontró otra pieza fósil perteneciente a una segunda especie de gliptodonte conocida como Doedicurus clavicaudatus, tratándose de la cola o tubo caudal. Los paleontólogos del Scaglia están investigando esta extraña asociación fósil “donde la punta de la cola de un gliptodonte estaba metida dentro del caparazón de la otra, parece una escena del crimen”, según precisaron desde el Museo.

En cuanto a la antigüedad del hallazgo, el mismo dataría de hace unos 20.000 años, momento en que se desarrollaba la última era de hielo. El clima frío y seco propiciaba en la zona la formación de grandes dunas de Loess (sedimento fino arrastrado por viento) que al moverse sepultaron los restos de ambos gliptodontes. Estas mismas dunas pueden verse y transitarse en el camino de entrada a Sierra de los Padres.

Por otro lado, durante las tareas de rescate, cerca de 3000 estudiantes visitaron la excavación generando un gran sentido de pertenencia e interés en su patrimonio paleontológico.

Este es el segundo pedido de colaboración que recibe el equipo del Museo Scaglia durante este año, el anterior fue por parte del municipio de Balcarce, donde se encontró un caparazón de un gliptodonte de más de dos millones de años. En esta oportunidad, el trabajó duró unos 10 días.

El Laboratorio de Paleontología del Museo Scaglia está integrado por Matías Taglioretti, Maria Victoria Sarasa y Fernando Scaglia, además son referentes del Observatorio Patrimonio Arqueológico y Paleontológico Litoral Atlántico Norte y con estos actos buscan reforzar la identidad paleontológica de la zona.