Alertan sobre el acoso a las ballenas desde embarcaciones privadas y comerciales en Mar del Plata

Cuatro ballenas fueron vistas esta tarde entre Playa Chica y el Cabo Corrientes

Desde hace unos días se viene registrando la presencia de varias ballenas francas en la costa de Mar del Plata. Como es habitual en esta época, este espectáculo atrae a vecinos y turistas, quienes en gran número se acercan a la costa a disfrutar de su presencia.

La Mesa Interinstitucional de Conservación de Ballenas Francas en Mar del Plata manifiesta:

«En el día de hoy, un grupo de entre dos y cuatro ballenas se encontraban en cercanías de la zona entre Playa Chica y el Cabo Corrientes, moviéndose tranquilamente en cercanías de la costa. Aproximadamente a las 15:00 se acercaron a la zona un crucero y un velero, y comenzaron a acercarse a las ballenas, con el objeto de interactuar con ellas a distancias muy cercanas. Estas maniobras incluyeron la persecución del ejemplar desde atrás, acercamientos a menos de 5 metros y, en el caso del velero, acercarse a distancias de colisión. Estas acciones presuponen no solo un accionar irresponsable para con las ballenas, sino también poner en riesgo las personas embarcadas. Hay que recordar que las ballenas francas pueden superar las 30 toneladas de peso, y pueden constituir un peligro en situaciones de contacto cercano. Es de particular importancia destacar que las embarcaciones comerciales deben ser respetuosas de las directrices ambientales y evitar, por todos los medios, poner en riesgo a la fauna marina. El acercamiento presupone un conocimiento acabado de los potenciales peligros que eso conlleva y evitar cualquier incidente potencial, actuando siempre de manera precautoria».

«Ante esta situación, miembros de la Mesa Interinstitucional para la Conservación de Ballenas Francas que se encontraban monitoreando este grupo, dieron inmediato aviso a la Prefectura Naval Argentina, quienes alertaron al capitán del crucero sobre esta situación y que se alejaran de la zona. Existen normal internacionales que se aplican para el acercamiento a ballenas, y localmente la Mesa de Trabajo planteó directrices de no acercamiento a mas de 300 metros, siempre desde los flancos y evitando cortar el rumbo de desplazamiento de los animales. La Ordenanza Municipal 21439 declaró de Interés Municipal del Partido de General Pueyrredon la preservación de las ballenas francas en sus aguas, y recomendó la prohibición de acercamiento a una distancia menor a doscientos (200) metros del ejemplar y/o persecución, navegación, natación y buceo con ballenas. Asimismo, la Ballena Franca Austral goza de protección absoluta en aguas nacionales, por haber sido declarada Monumento Natural de Argentina (Ley 23094)«.

«Es necesario alertar sobre el peligro que constituye este tipo de movimiento de embarcaciones en cercanías de ballenas, las cuales no sólo pueden lastimar a las ballenas o a los navegantes, sino que disturban el comportamiento natural de los animales y hacen que, como en este caso, los ejemplares abandonen rápidamente el lugar. En este caso, el desplazamiento de las ballenas a zonas más alejadas de la costa, impidió que decenas de personas pudieran seguir disfrutando de su presencia observándola desde la costa. El comportamiento irresponsable de un grupo de personas, impidió el disfrute de muchos que observaban desde la costa».

«En el año 2018 el Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredón (Decreto D-2110) implementó esta Mesa de Trabajo local formada por organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, con el objeto de generar instrumentos legislativos, educativos, normas de navegación responsable y directrices de gestión turística que garanticen la conservación de la Ballena Franca Austral en el litoral marplatense. La Mesa de Trabajo propone la NO implementación de ninguna forma de avistaje embarcado comercial, ya que la estructura turística de la ciudad ofrece posibilidades para la observación costera de las ballenas, práctica que no tiene ningún impacto sobre las ballenas. El aumento en el número y frecuencia de avistajes de Ballenas Francas en Mar del Plata abre grandes posibilidades, pero impone grandes responsabilidades. Es necesario de manera perentoria contar con un sistema de gestión del tráfico naviero para evitar problemas de colisiones y enmalles, como así también contar con guías de procedimiento para el encuentro no programado de embarcaciones con ballenas. Finalmente, existen iniciativas sobre la implementación de un corredor educativo costero para avistar ballenas desde la costa, que sin lugar a dudas potenciará a Mar del Plata como un área de avistajes de ballenas con una visión moderna y sustentable«.

Texto: Mesa Interinstitucional de Conservación de Ballenas Francas en Mar del Plata

Crédito de las fotos: «Joaquín Gana»