Revolucionando el sector gastronómico de Mar del Plata: La llegada de los Rooftop

Un proyecto innovador busca transformar el panorama culinario de Mar del Plata a través de la introducción de bares en azoteas, ofreciendo vistas panorámicas y experiencias culturales.

En la hermosa ciudad costera de Mar del Plata, la próspera industria gastronómica está a punto de embarcarse en un emocionante viaje de innovación. Ha surgido un proyecto visionario que tiene como objetivo revolucionar la escena culinaria local y dar un nuevo impulso a las ofertas gastronómicas de la ciudad. La iniciativa, llamada «Programa de Terrazas y Miradores Gastronómicos Culturales», está siendo discutida en el prestigioso Concejo Deliberante, despertando las esperanzas y aspiraciones tanto de los habitantes locales como de los visitantes.

Este proyecto, concebido por el Bloque de la Coalición Cívica, busca crear una red de bares en azoteas que también funcionarán como observatorios culturales. Aprovechando los balcones y patios de hoteles y edificios en todo General Pueyrredon, estos establecimientos elevados ofrecerán experiencias gastronómicas sin igual con vistas impresionantes. Actualmente, la ciudad enfrenta una escasez de espacios comerciales disponibles, especialmente en ubicaciones privilegiadas, lo que hace que este proyecto sea aún más revolucionario.

El concepto detrás de la iniciativa es diversificar las ofertas gastronómicas de la ciudad, brindando no solo experiencias culinarias exquisitas, sino también adoptando la tendencia mundialmente popular de los locales en azoteas. Ciudades de todo el mundo han abrazado este concepto, siendo Buenos Aires la vanguardia. Estos establecimientos ofrecen más que solo un menú; brindan a los comensales vistas panorámicas, espacios únicos y acogedores, y la oportunidad de cenar al aire libre. El proyecto propuesto reconoce el potencial arquitectónico y de construcción de Mar del Plata, una ciudad rica en una amplia gama de edificios comerciales y residenciales que pueden albergar este tipo de emprendimientos.

Los beneficios de este proyecto se extienden más allá del ámbito gastronómico. Los propietarios de edificios y consorcios podrían obtener ingresos adicionales al alquilar o ceder espacios en las azoteas, lo que reduciría los costos de mantenimiento a cargo de los propietarios. Además, el público en general tendría acceso a vistas y espacios previamente inexplorados, contribuyendo a un entorno urbano más acogedor y estéticamente agradable en las áreas centrales y costeras de Mar del Plata.

La implementación de este proyecto requeriría la aprobación de los propietarios interesados, que se determinaría mediante el consenso de la mayoría del consorcio, según lo establecido en el reglamento de propiedad. Un acceso adecuado y sistemas de ascensores, así como protocolos de circulación claramente indicados y una señalización eficiente, garantizarían el flujo fluido de visitantes. Las áreas designadas para uso público y acceso exclusivo a los propietarios se marcarían claramente, fomentando una convivencia armoniosa entre ambos.

Mientras la escena gastronómica de Mar del Plata se prepara para un salto transformador, la llegada de los bares en altura promete elevar la reputación culinaria de la ciudad a nuevas alturas. La fusión de exquisita gastronomía, vistas impresionantes y experiencias culturales sin duda cautivará a los lugareños y atraerá a los turistas, consolidando la posición de la ciudad como un destino culinario de distinción.

NMDQ – Foto ilustrativa «Furia», el rooftop del edificio ubicado en Rawson 1457