El bloque de Montenegro logró la aprobación del ordenamiento de una Zona Roja en Mar del Plata

El bloque de Montenegro logró la aprobación del ordenamiento de una Zona Roja en Mar del Plata

El Frente de Todos y Acción Marplatense no querían sanciones para quienes no cumplan las normas y el concejal de Milei se retiró antes de votar.

La problemática es compleja y de larga data en la ciudad, pero en los últimos años los conflictos alrededor del tema han escalado debido a las peleas en las calles y las denuncias por venta de drogas.

No se trata únicamente del ejercicio de la prostitución sino de violencia y venta de drogas al menudeo. En medio de todo, los vecinos de los barrios donde se concentran las actividades con mayor conflictividad que nunca recibían respuesta por parte de las autoridades. La vida de los vecinos, en muchos casos, se había transformado en un infierno.

El oficialismo local que representa al intendente Montenegro logró la aprobación de un proyecto que regula ciertos aspectos básicos de la actividad, sobre todo, los lugares permitidos para llevarla adelante y a la vez, establece sanciones para quienes no respeten las normas establecidas en la ordenanza.

Quienes respeten las normas podrán trabajar libremente y quienes no las cumplan, a pesar de lo que querían los concejales del Frente de Todos y Acción Marplatense, serán multadas/os.

El proyecto que acompañó el ejecutivo era una iniciativa del concejal Nicolás Lauría, que si bien se separó del bloque, trabaja en sintonía con el ejecutivo municipal en todos los temas en los que hay coincidencias.

Un grupo minúsculo de trabajadoras sexuales se quejó por la decisión de que quienes no cumplan las leyes sean sancionados. Tampoco querían sanciones los concejales del Frente de Todos ni los de Acción Marplatense, pero el absurdo de aprobar normas que al mismo tiempo se permitan violar no tenía sentido alguno y se impuso la mayoría lograda por los concelajes de Montenegro.

“Esperamos que marque un antes y un después para una problemática que lleva más de 20 años”, afirmó Agustín Neme, presidente del bloque Vamos Juntos.

Quien estuvo ausente y evitó expresarse a favor o en contra fue Alejandro Carrancio, concejal que responde a Javier Milei (se levantó de su silla antes de la votación).
El edil, que ingresó en la lista de Juntos por el Cambio y ahora responde al mediático diputado viene ensayando un discurso sarcástico y exagerado al referirse al intendente al cuál representó hasta hace pocos meses. Pero a pesar de mencionar repetidas veces que faltaban acciones para solucionar los problemas de los vecinos, decidió ausentarse en el momento exacto en el que podría haber colaborado con aquellos a los que representa. No fue así.

La oferta/demanda de sexo podrá llevarse a cabo en lugares y horarios establecidos por el ejecutivo municipal, pero aclara que “no podrá llevarse a cabo en lugares en los que hubiere vecinos frentistas con residencia domiciliaria”.

Al respecto, el intendente Montenegro afirmó que la ordenanza “da respuesta a un problema que muchos vecinos de la ciudad tienen hace años: la presencia de la Zona Roja en la puerta de sus casas”, al mismo tiempo que establecer zonas específicas y sanciones por inclumplimiento de las normas permite “dar más herramientas a la Justicia y la policía para que puedan actuar”. Sus declaraciones tienen que ver también con que si bien se controla, puede darse un trabajo por parte de las autoridades que sirvan para que quienes ejerzan la actividad estén más protegidos.

Fuente: Agencia País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.