Día Nacional del Tango: Carlos Gardel y su vínculo con Mar del Plata

Hoy, 11 de diciembre, se celebra en Argentina el Día Nacional del Tango, un género musical y baile que representa una parte importante de la identidad cultural del país. En esta ocasión especial, queremos rendir homenaje a uno de los máximos exponentes del tango: Carlos Gardel, y explorar su relación con la hermosa ciudad de Mar del Plata.

Mar del Plata, conocida como «La Perla del Atlántico», es una ciudad costera ubicada en la provincia de Buenos Aires. Fundada en 1874, se convirtió en un popular destino turístico, especialmente para las familias aristocráticas y adineradas de Buenos Aires, quienes pasaban sus vacaciones en esta encantadora ciudad balnearia. A lo largo del tiempo, Mar del Plata se convirtió en un lugar de encuentro para la élite porteña durante los meses más calurosos del verano.

En la década de 1910, Mar del Plata se convirtió en un polo de atracción para las compañías artísticas y también para el dúo Gardel-Razzano, cuya fama trascendió los límites de Buenos Aires. En febrero de 1916, Gardel y Razzano se presentaron en la ciudad y cautivaron al público con sus interpretaciones. En aquel entonces, el viejo Club Pueyrredón de la calle San Martín era escenario de espectáculos, y el hotel Bristol registraba la presencia de las figuras más destacadas de la República.

Durante su estadía en Mar del Plata, Gardel disfrutaba de la compañía de amigos y solía viajar en tren desde Buenos Aires. Muchas veces, llevaba consigo uno o dos caballos que bajaba en la estación de cargas, ubicada frente a la entrada del hipódromo de la ciudad. El turf, la actividad hípica, era uno de los motivos que atraían a Gardel a Mar del Plata, y se dice que su afición por las carreras de caballos pudo haber influido en algunas de sus misteriosas desapariciones.

En la década de 1920, Mar del Plata continuaba siendo un destino irresistible para Gardel. El desarrollo del ferrocarril y la ampliación de las vías hacia Miramar facilitaron su acceso a la ciudad. Además, la presencia del hipódromo y la actividad turística en auge contribuyeron a consolidar el atractivo de Mar del Plata como lugar de encuentro para la alta sociedad argentina.

Carlos Gardel dejó una huella imborrable en la historia del tango y en los corazones de sus seguidores. Su voz inconfundible y su estilo único hicieron que se convirtiera en una leyenda del género. Aunque su vida estuvo marcada por el trágico accidente aéreo que acabó con su vida en 1935, su legado perdura hasta el día de hoy y su música sigue emocionando a millones de personas alrededor del mundo.

En este Día Nacional del Tango, recordamos a Carlos Gardel y su estrecha relación con Mar del Plata. Esta ciudad costera, con su encanto y elegancia, fue testigo de la presencia y el arte de uno de los grandes íconos del tango. La historia de Gardel en Mar del Plata se entrelaza con la historia del tango mismo, y su legado perdurará en la memoria de los amantes de esta música apasionada y llena de sentimiento. Celebremos juntos esta jornada dedicada al tango argentino y honremos la figura de Carlos Gardel, el zorzal criollo que conquistó los escenarios y los corazones de aquellos que aman esta música tan característica de nuestro país. ¡Feliz Día Nacional del Tango!

Fuente:

Fundación Internacional Carlos Gardel: https://www.fundacioncarlosgardel.org/suceso/gardel-en-mar-del-plata