Barrio Playa Serena: garitas y puentes precarios, deficiente infraestructura y luminaria

Diego García, concejal de Unión por la Patria, presentó un proyecto para que se realicen distintas mejoras en el barrio Playa Serena: reemplazar garita de colectivo precaria por un refugio seguro; engranzado y mantenimiento de la calle 445; instalación y mantenimiento de luminarias en las calles 441, 443 y 445; y que se realice el refuerzo y mejoramiento de puentes peatonales en malas condiciones, sobre las calles 447, 449 y 24. El mismo lugar se encuentra delimitado por las calles 22, 443, Guillermo Bosch y Corbeta Uruguay, con creciente crecimiento sociourbano, consecuente al crecimiento significativo que viene desarrollando el sur de la ciudad en los últimos años. “La misma presenta una cobertura parcial en lo referido a servicios de infraestructura y una deficiente conectividad con el sistema de transporte público de la ciudad”, sostiene García.

Vecinos del barrio, agrupados alrededor del comedor Pancita Alegre y el merendero Corazoncito Alegre, vienen solicitando en los últimos años al Estado Municipal que se lleven adelante una serie de medidas para mejorar el acceso al transporte público en la zona y la circulación vehicular y peatonal de los vecinos. Entre esas mejoras que se piden se solicita la reinstalación del refugio peatonal en la parada del colectivo 511G en Av. Jorge Newbery y calle 445, la cual, actualmente, se encuentra levantada con materiales muy precarios, lo que genera que no sirva a fines de resguardar a los peatones, siendo un verdadero peligro ante las inclemencias climáticas. “Del otro lado de la avenida, en la misma intersección, existe una garita de concreto, lo cual indica que la obra a realizar es posible y congruente con las condiciones de la zona”, sentencia el edil.

Por otra parte, requieren el engranzado y mantenimiento de la calle 445 (Florencio Ecardó) entre Av. Jorge Newbery y calle 24, zona que durante los días de lluvia presenta anegamientos y no permite la libre circulación tanto de vecinos como de transporte público, además de que no permite la correcta circulación del servicio de recolección de residuos. Las familias, además, denuncian que las calles 441, 443 y 445 no cuentan con luminaria, representando una zona de riesgo para cualquiera que transite durante la noche. Lo que no es menor, es que sobre la traza no continuada de las calles 447, 449 y 24 los vecinos emplazaron dos puentes peatonales con maderas, necesarios para cruzar el barrio y conectarse con parte del barrio San Jacinto: uno de ellos cruza un pozo, mientras que el otro un arroyo.

“Le corresponde al gobierno municipal realizar las obras necesarias para las mejoras que solicita el barrio, porque su función recaudatoria tiene que estar puesta en retribuir en acciones y políticas públicas que le sirvan a los contribuyentes, el ejecutivo debe poner el foco en mejorar las condiciones de vida de la población y planificar el desarrollo humano”, afirma Diego García.

Es por eso que el HCD le solicita al Departamento Ejecutivo que arbitre los medios necesarios para reemplazar la garita precaria de la parada de colectivo de la intersección de Av. Jorge Newbery y calle 445 con un refugio peatonal seguro y adecuado. Además, se solicita que, a través del Ente Municipal de Vialidad (EMVIAL), evalúe y ejecute el engranzado y posterior mantenimiento de la calle 445, en el tramo entre Av. Jorge Newbery y calle 24, y que instale y mantenga las luminarias de las calles 441, 443 y 445. Por último, a través del mismo EMVIAL, que se realice el esfuerzo y mejoramiento de los puentes peatonales precarios que se encuentran en las inmediaciones de las trazas no continuadas de las calles 447, 449 y 24.