Nueva ley de Alquileres: ¿Cómo se calcula el aumento semestral?

Entra en vigencia la nueva Ley de Alquileres, y con ella llega un enigma que ha despertado la curiosidad de propietarios e inquilinos por igual: ¿Cómo se calcula el aumento semestral? Según lo establecido en esta norma, los contratos de alquiler suscritos a partir de ahora deberán tener un plazo mínimo de tres años y contemplar una actualización semestral basada en un índice llamado Casa Propia, utilizado actualmente para los créditos y otros aspectos.

El artículo 12 de la nueva Ley de Alquileres establece que estas disposiciones entrarán en vigencia a partir del día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial, aplicándose para los ejercicios fiscales de 2023 en adelante. Esta legislación modifica el Código Civil y Comercial de la Nación, manteniendo la duración de tres años para los contratos de alquiler, en lugar de volver a los dos años como se propuso inicialmente en la Cámara de Diputados.

Es importante destacar que el plazo mínimo de tres años no se aplica a los alquileres temporarios con fines turísticos, los cuales tienen un límite de tres meses y no están sujetos a esta ley. Además, la nueva normativa prohíbe fijar el valor de los alquileres en monedas extranjeras, como el dólar.

En cuanto a los ajustes, ahora podrán realizarse en intervalos de al menos seis meses, en lugar del mínimo de un año que establecía la normativa anterior. El mecanismo de aumento se basará en un coeficiente conformado por la menor variación entre el promedio de la variación salarial y la variación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), publicado por el Banco Central. Este coeficiente, conocido como Casa Propia, se utiliza desde 2021 para la actualización de las cuotas en el Programa Federal Casa Propia y Procrear II.

Para calcular el aumento semestral, se debe ingresar a la página web oficial de Casa Propia en argentina.gob.ar para obtener los últimos datos del índice. A continuación, se multiplican los valores del semestre que se desea calcular y se multiplica el resultado por el monto del alquiler actual. Por ejemplo, si el contrato de alquiler se firmó en enero de 2023, para saber cuánto se deberá pagar en julio, se deben tomar los índices de febrero, marzo, abril, y así sucesivamente hasta julio, multiplicándolos entre sí y luego por el monto del alquiler actual.

Esta nueva ley también contempla beneficios fiscales, como la exención del pago del monotributo para los ingresos provenientes de la locación de hasta dos inmuebles y la exención del Impuesto de Bienes personales para los inmuebles destinados a alquileres. Además, propietarios e inquilinos podrán descontar el 10% del valor total del alquiler anual en el Impuesto a las Ganancias.

Con la entrada en vigor de esta nueva Ley de Alquileres, se espera que se promueva una mayor estabilidad en la actualización de los contratos de alquiler, brindando transparencia y seguridad tanto a propietarios como a inquilinos. El enigma del aumento semestral, basado en el misterioso índice Casa Propia, plantea un desafío para aquellos interesados en descubrir el funcionamiento detrás de esta novedosa legislación.

NMDQ