Mar del Plata prohíbe fumar en balnearios privados este verano

Nueva normativa en Mar del Plata: los balnearios privados serán libres de humo de tabaco.

El municipio de General Pueyrredon ha puesto en vigencia una ordenanza que prohíbe fumar en los balnearios privados de Mar del Plata. Esta medida tiene como objetivo cambiar un hábito insalubre y reducir la contaminación en las playas concesionadas.

La ordenanza, número 20.104, fue modificada en diciembre de 2022 a través de la sanción de la Ordenanza 25.845. Esta estipula una aplicación gradual de la normativa en las playas públicas, con el objetivo de alcanzar a la totalidad de las playas del distrito. Hasta ahora, la prohibición de fumar se aplicaba en espacios públicos con áreas de juegos, circuitos deportivos y lugares cerrados con acceso público.

A partir de este verano, la prohibición se extenderá a los balnearios privados y las Unidades Turísticas Fiscales administradas por el Estado municipal. Estos espacios deberán contar con áreas libres de humo debidamente señalizadas con el cartel de «Prohibido Fumar». Además, se deberán habilitar espacios adecuados para fumadores, en los cuales deberá haber recipientes para desechar las colillas de cigarrillos.

La ordenanza también establece que se podrán aplicar multas a partir del tercer año de vigencia, es decir, a fines de 2025. Aquellos que incumplan la norma serán pasibles de una multa que varía entre el 0,15% y el 1,5% en relación a 100 salarios mínimos del personal municipal.

Esta medida busca promover un ambiente saludable en las playas de Mar del Plata, protegiendo a los visitantes y reduciendo la exposición al humo del tabaco. Además, contribuirá a la preservación del medio ambiente al evitar la acumulación de colillas en la arena y el mar.

Con esta nueva regulación, Mar del Plata se suma a otras ciudades costeras que ya han implementado medidas similares para garantizar espacios libres de humo en sus playas. Es importante destacar que esta prohibición se aplicará únicamente en los balnearios privados, por lo que los visitantes podrán disfrutar de las playas públicas sin restricciones en cuanto al consumo de tabaco.