Mar del Plata en tensión: Taxistas amenazan con paros en plena temporada veraniega

Polémica en Mar del Plata por la Ordenanza de Turnos de Taxis: Posible Medidas de Fuerza en la Temporada Veraniega.

Mar del Plata se encuentra sumida en una intensa polémica debido a la reciente implementación de una ordenanza municipal que establece un cronograma de turnos rotativos para los taxis durante la temporada veraniega. Esta medida, impulsada por el intendente Guillermo Montenegro, ha generado un rechazo contundente por parte de los taxistas de la ciudad, quienes consideran que la misma busca dar rienda suelta al transporte ilegal y no ha sido consensuada con el gremio.

Según la nueva ordenanza, que estará vigente desde el 10 de diciembre hasta el 9 de marzo, los taxistas deberán cumplir un turno de ocho horas diarias distribuidas en tres franjas horarias: de 5 a 13, de 13 a 21 y de 21 a 5 horas. Esta medida ha despertado la indignación de los trabajadores del volante, quienes argumentan que la imposición de horarios fijos limita su capacidad de generar ingresos y afecta su calidad de vida.

El Sindicato Marplatense de Peones Taxis (SI.M.PE.TAX) ha expresado su disconformidad con la ordenanza y ha advertido sobre la posibilidad de tomar medidas de fuerza, como paros y movilizaciones, en caso de no ser escuchados por las autoridades municipales. El secretario general del gremio, Miguel Beto Rodriguez, ha manifestado su malestar y acusado al intendente Montenegro de favorecer el transporte ilegal, al no tomar medidas contundentes contra aplicaciones como Uber o Cabify, que operan de manera irregular en la ciudad.

La situación se vuelve aún más tensa debido al contexto en el que se implementa la ordenanza. El inicio de la temporada veraniega es un periodo crucial para los taxistas de Mar del Plata, ya que representa una importante fuente de ingresos. La imposición de turnos rotativos en un momento tan complicado genera incertidumbre y preocupación en el gremio, que teme una disminución en sus ganancias y un impacto negativo en su sustento económico.

Ante esta situación, los taxistas de Mar del Plata se encuentran en estado de alerta y han convocado a asambleas para evaluar posibles medidas de protesta. La posibilidad de paros y movilizaciones no está descartada, y el gremio espera ser escuchado por las autoridades municipales para buscar una solución que resguarde sus derechos laborales y evite el avance del transporte ilegal en la ciudad.

La polémica generada por la ordenanza de turnos de taxis en Mar del Plata promete mantenerse latente en los próximos días, en un escenario donde los taxistas luchan por preservar sus fuentes de trabajo y el municipio busca regularizar el servicio de transporte. Será crucial el diálogo y la búsqueda de consensos para encontrar un equilibrio que satisfaga tanto a los trabajadores como a las necesidades de movilidad de los ciudadanos.

NMDQ