Los candidatos a intendente de Mar del Plata protagonizaron un interesante e intenso debate televisivo

Foto: Loquepasa.net

Fuertes cruces y propuestas claras en el debate entre Raverta y Montenegro por la intendencia de General Pueyrredon

En un emocionante debate en Canal 10 de Mar del Plata entre los candidatos a intendente de General Pueyrredon, se vivieron fuertes cruces y destacadas intervenciones. Fernanda Raverta, candidata de Encuentro Marplatense, se mostró sólida y clara en sus objetivos, destacando la importancia de resolver los problemas de la ciudad Raverta expresó: «Nuestra propuesta tiene el objetivo de llevar adelante obras públicas, un nuevo hospital de Alta Complejidad, Circunvalación, avenida Jorge Newbery, ampliar playas públicas en La Perla, mejorar la seguridad, educación y las calles».

Por otro lado, el actual intendente Guillermo Montenegro (Juntos por el Cambio) enfrentó los ataques por su gestión y supo responder a las críticas durante el debate. En su defensa, Montenegro afirmó: «Cuando asumimos el municipio era inviable. No se aumentaron impuestos a pesar de tener una inflación del 800 por ciento, solo se incrementaron 370% las Tasas. Tuvimos austeridad, avanzamos pero no se puede hacer magia». Además, Montenegro destacó los logros en áreas como el sistema educativo municipal y el traslado de la zona Roja a un polo tecnológico.

El debate político entre Fernanda Raverta y Guillermo Montenegro estuvo marcado por fuertes intercambios de palabras. Durante el evento, ambos candidatos expresaron sus opiniones enérgicamente sobre diversos temas.

En relación a la problemática de la toma de tierras, Montenegro acusó a funcionarios nacionales de estar involucrados en estas ocupaciones ilegales. Raverta respondió de manera contundente, afirmando: «El intendente Montenegro miente. La última denuncia penal por toma de tierras la hizo un funcionario de provincia que yo designé. Estoy rotundamente en contra de la toma de tierras».

En cuanto al crecimiento de la planta política del municipio, Raverta señaló: «La planta pasó de 82 a 235». Montenegro contrarrestó diciendo: «En realidad son 117 y esos funcionarios cobran un 20% menos porque se les redujo el sueldo, entonces en el gasto total serían 94 en realidad. Lo importante es que en mi gobierno hay menos empleados de planta. Eso significa un ahorro real».

La falta de profesionales en las salas de salud también fue motivo de discusión. Raverta afirmó: «Lo que queda claro es que no se usaron los cargos vacantes en salud, faltan profesionales en las salitas donde no hay turnos para quienes asisten». Montenegro respondió: «Hay faltante de profesionales porque se van del país. Funcionarios de tu espacio tomaron deudas, no terminaron obras, gastaron lo que no tenían. Yo soy austero».

Otro punto de desacuerdo fue el tema de las obras públicas. Raverta acusó a Montenegro de poner excusas y culpar al gobernador o al presidente por la falta de avances en Mar del Plata. Montenegro defendió su postura, diciendo: «No me importa si me invitan o no a inaugurar las obras. Y aplaudo las que son realizadas. La única obra en la que estuvimos juntos fue el hospital modular».

Rolando Demaio, del partido libertario, y Rosa Mauregui, de la izquierda, tuvieron menos protagonismo. Demaio se centró en la modernización del estado y el transporte público, expresando: «Estamos a favor de la modernización del estado y el transporte público. Mejores servicios a mejores precios». Por su parte, Mauregui planteó la municipalización del transporte y criticó al intendente Montenegro por supuestos negociados, enfatizando: «Hay negociados en el transporte, y es el intendente Montenegro quien negocia con el intendente, hay además un lobby inmobiliario pero tener una vivienda o alquilar es una pesadilla».

El debate también abordó temas importantes como el desempleo, la situación del transporte y la educación. Raverta señaló: «Tenemos un problema con la desocupación y lo podemos resolver. El sector privado genera empleo, pero las condiciones las pone el Estado. Mar del Plata se merece 12 meses de temporada». Montenegro, por su parte, destacó la importancia de mantener los 190 días de clase y criticó el rol de los sindicatos en la educación.

Los cruces intensos y las intervenciones destacadas reflejaron la importancia de esta elección para el futuro de la ciudad. Los ciudadanos tendrán la responsabilidad de evaluar las propuestas y decidir quién será el próximo intendente de Mar del Plata.

NMDQ