«La UCR debe ayudar a construir un nuevo frente político»

Durante su visita a Mar del Plata, el ex legislador del radicalismo, Ricardo Alfonsín, sostuvo que su partido «debe ayudar a construir un nuevo frente, que sume fuerzas políticas con las cuales podamos coincidir en un programa de gobierno, que nos asegure que no se van a aplicar las políticas anteriores al 2015, pero tampoco las presentes».

Acompañado Mario Rodríguez, actual concejal y precandidato a Intendente de General Pueyrredón por el Espacio Progresista, Alfonsín señaló que «estamos hablando con el socialismo, el GEN y un sector del peronismo ligado con Roberto Lavagna». Lo hizo durante una conferencia de prensa que brindó antes de reunirse con representantes del sector pesquero y referentes de la política local.

«La Unión Cívica Radical tiene que contribuir a crear un nuevo frente sin excluir a nadie, pero que nos asegure no regresar a las experiencias anteriores al 2015, pero tampoco repetir este presente. Ninguna de esas dos cosas quiere la mayoría de los argentinos. Esta es la posición que tiene mayores adhesiones en la Convención Nacional partidaria, que es el órgano que tiene que decidir la estrategia electoral del Radicalismo de cara al 2019», subrayó.

Finalmente, Ricardo Alfonsín sentenció: «tenemos que tratar de no tomar decisiones equivocadas que pueden agravar la situación del país, y por eso la Unión Cívica Radical tiene que construir un nuevo frente político que debe sumar a las fuerzas políticas con las cuales podamos coincidir en un programa de gobierno, que asegure que no se aplicarán las políticas anteriores al 2015 y tampoco las presentes. Sí no hay un acuerdo programático no tiene sentido hacer ningún frente. Los problemas que hay que enfrentar después de las elecciones requieren de mucho volumen político, no es tarea de un solo partido. Habrá que seguir negociando desde la gestión con otras fuerzas políticas, y actores económicos y sociales, para poder enfrentar con chances de éxito problemas más difíciles que los que se heredaron en el 2015, ya que los indicadores sociales y económicos no sólo no mejoraron, sino que empeoraron».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.