“Hierro Verde” en Mar del Plata: Una historia Internacional

* Por Ian Punter para el #MediaLab de Portal Universidad

La fundición Val D´Osne, se crea en 1830 cuando el ingeniero Jean-Pierre Victor André comienza a planificar la creación de una empresa de fundición de hierro orientada a la producción en serie de piezas artísticas y decorativas. En 1835 adquiere en la región de Champagne-Ardenne, París, un ex convento de monjas benedictinas con un galpón y un horno para fundición, la fecha oficial de su creación se remonta a 1836 con la publicación de sus primeras obras.

La región de Champagne-Adrenne con el tiempo se convirtió en una ciudadela industrial con 220 operarios e incorporando dos nuevos hornos siderúrgicos; así se convirtió en la fundidora artística más importante del mundo, incorporando en su catálogo a más de 200 artistas de la talla de Mathurin Moreau, Mourice Bouval, Pierre Rouillard y Louis Sauvageau entre otros.

André fallece en 1851 y legándole la empresa a su viuda quien, en 1855, se la vendió a Gustave Barbezat (ingeniero y ex alumno de él). Argentina no fue el único país sudamericano que recibió estas obras de arte. Brasil, Chile y Uruguay también se hicieron eco de este fenómeno escultórico. En Buenos Aires existen más de 370 obras de la fundición Val D´Osne.

¿Cómo llega a Mar del Plata?

En 1903 el arquitecto y paisajista Carlos Thays diseñó el Paseo General Paz, una extensión que se ubicaba entre Rivadavia y la costa hasta el Torreón del Monje. La primera etapa de la Explanada Sur se inauguró en 1909, conectando con el Torreón y extendiéndose posteriormente hasta Playa Grande. Los paseos costeros diseñados por Thays fueron adornados con obras escultóricas de valor artístico pertenecientes a la Fundición Val d’Osne.

Durante este período, se experimentó un crecimiento en los espacios públicos que requerían ornamentación con piezas artísticas de alto valor estético. Este contexto marcó el inicio de la reproducción en serie de obras clásicas de arte para satisfacer la demanda proveniente de las principales ciudades.

Foto antigua de la Explanada Sur, donde se puede ver “El tritón” mirando hacia el mar y la “Sirena” al borde del peldaño de la escalera.

La figura del “Tritón” es emplazada en 1909 en la Explanada Sur a la altura de Cabo Corrientes, también la figura principal “El nacimiento de Venus” fue colocada al principio de la Explanada como cuerpo de una farola, un poco más adelante se encontraban las “Sirenas” en los costados del peldaño de una escalera. Actualmente el Tritón se encuentra en la plaza Jorge Luis Borges (La Rioja y San Martin).

Alejandra del Pozo, estudiante avanzada de la Tecnicatura en Gestión Cultural nos hablaba sobre esta ornamentación: “En esa época, Mar del Plata era la nueva Biarritz, por lo que las esculturas ornamentaron la parte costera, como la Explanada Sud y el Paseo General Paz, convirtiéndose en la imagen de Argentina en el mundo.”

Hace clic acá para ver “La Ruta del Hierro Verde”

No se puede cuidar lo que no se conoce

Una de las dudas que existen respecto a estas esculturas es su peculiar color ¿Porqué se elegía el verde? La respuesta es simplemente la escasez de recursos de la época: “La Fundición Val D´Osne tenía un catálogo con más de 1000 objetos, incluyendo esculturas humanas, animales, fuentes, jarrones y luminarias. Se traían por barco o tren y el hierro líquido (verde), propio de la Revolución Industrial, llenaba los moldes de arena y yeso para reproducir las esculturas con fidelidad en cada detalle.” Nos contaba Alejandra del Pozo.

Catálogo de la Fundición Val D´Osne

Sin duda la fundición de hierro verde fue una tendencia en la época industrial de la antigua Europa, actualmente Constanza Addiechi es una de las principales restauradoras de estas famosas piezas, pasando del hierro fundido al bronce. Alejandra del Pozo se refiere a la importancia de contar la historia de estos patrimonios culturales con una sola frase que resume todo: “Uno no puede cuidar lo que no se conoce”.

Las tendencias en el arte van variando con el pasar de los años, la fundición en acero y bronce llegaron para quedarse, pero también, surgen otras propuestas más disruptivas como el “arte efímero”: “Marta Minujin utiliza incluso otro tipo de materiales, materiales efímeros. Hace esculturas que duran un tiempo y luego desaparecen” comentaba Alejandra del Pozo.

*Estudiantes del MediaLab, primer Laboratorio de Redacción para Medios Digitales. Se trata de un sistema experimental que consiste en el trabajo periodístico, de producción propia, que desarrollan alumnos del Taller de Redacción para Medios Digitales, correspondiente a la Tecnicatura de Periodismo Digital que se dicta en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Fuente: Portal Universidad