El gobierno municipal de Montenegro recorta y eliminaría las canastas navideñas en Mar del Plata

Crisis de fin de año en Mar del Plata: sin canastas navideñas.

En una medida controvertida, el gobierno municipal de Mar del Plata, encabezado por Guillermo Montenegro, habría decidido ajustar y eliminar las tradicionales canastas navideñas que se entregan a las familias más necesitadas de la ciudad. Esta decisión ha generado preocupación y malestar entre los sectores más vulnerables de la sociedad.

Según informó el medio marplatense MDP Hoy el área de Desarrollo Social municipal, la licitación para la compra de los pollos que forman parte de las canastas navideñas no se ha llevado a cabo, lo que implica que no habrá este elemento indispensable en la ayuda alimentaria. Además, tampoco se han garantizado los alimentos secos que completan la canasta, dejando a miles de familias empobrecidas en la incertidumbre.

El compromiso inicial era entregar las canastas entre el 20 y el 23 de diciembre, pero el municipio argumenta que los proveedores no están dispuestos a recibir el pago a 60 días como se hacía habitualmente, sino que exigen un pago a 15 días.

Ante situación antes expresada, desde el Frente de Lucha piquetero se ha solicitado al gobierno municipal que busque los recursos necesarios para cumplir con este compromiso.

«Esta medida de recorte se suma a la falta de entrega de alimentos frescos para los comedores y merenderos, que ya lleva más de un mes. Esto agudiza aún más la crisis alimentaria que se vive en los barrios más carenciados de la ciudad», enfatizan.

Es importante destacar que Mar del Plata es una ciudad con una fuerte desigualdad social, donde los grandes empresarios de sectores como la construcción, la pesca y el turismo obtienen grandes ganancias mientras los trabajadores enfrentan precarización laboral y salarios miserables. «En este contexto, resulta injusto que sean los sectores más vulnerables quienes paguen el ajuste fiscal», agregan.

Ante esta situación las organizaciones se encuentran en estado de alerta y movilización para exigir que se cumplan los compromisos de entrega de las canastas navideñas. «Es fundamental garantizar una Navidad sin hambre ni miseria para todas las familias que atraviesan una situación de vulnerabilidad», concluyen.

NMDQ