El Dr. Juan Carlos París fue homenajeado por el Colegio de Abogados

Con una masiva concurrencia y organizado por el Consejo Directivo del Colegio de Abogados del Departamento Judicial Mar del Plata se llevó a cabo este viernes al mediodía un emotivo acto de inauguración del anexo de la institución que se denominará “Dr. Juan Carlos Paris”, en homenaje a quien fuera su titular entre 1986 y 1994.

Encabezado por el presidente de la institución, Dr. Fabián Gerardo Portillo, contó con la presencia del intendente municipal Guillermo Montenegro; de la vice decana de Facultad de Derecho de la UNMDP Dra. Silvia Berardo; del titular del Consejo Superior del Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Mateo Laborde; del Defensor del Pueblo Dr. Fernando RIzzi; de ex presidentes del Colegio, familiares y colegas del Dr. París. Contó con numerosas adhesiones, entre ellas la de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (U.I.B.A.)

Las nuevas instalaciones contarán con exclusivas salas de atención profesional para uso de los matriculados/as, con servicio a la comunidad y próximamente se asentarán otras dependencias que actualmente se desarrollan en el edificio principal.

Al hacer uso de la palabra, el jefe comunal señaló agradeció la invitación y señaló que recuerda al Dr. París “con mucho cariño y quiero decirle sobre todo a la familia la importancia que tiene para muchos abogados”. Por su parte, Berardo expresó que “fue un decano incansable, un hombre que no faltaba nunca a la Facultad, que atendía a todos por igual y fue además un docente muy querido por los alumnos. Lo recordamos mucho y estamos permanentemente hablando de él. Quiero agradecerle al Colegio esta iniciativa porque ésta en definitiva fue su segunda casa”.

En tanto, Portillo contó que “no sólo esta obra sino todas las que venimos haciendo en beneficio de los colegas y en definitiva de la sociedad, han surgido a mediados de marzo de 2020, con todas las dificultades que todos sabemos por la cuestión sanitaria que atravesamos. Además fue muy difícil, hicimos reclamos permanentes para que la justicia vuelva a la provincia de Buenos Aires, porque los primeros meses de pandemia estuvo prácticamente cerrada. Trabajamos muchísimo para que la provincia y la suprema corte declaren esencial el servicio de Justicia, cosa que no hicieron y nos generaron innumerables problemas, conocidos por todos. Trabajamos hasta que fue uno de los primeros colegios de la provincia que logró abrir sus puertas y de a poco comenzar el engranaje de atención. Cuando nos autorizaron de a poco a realizar las obras que teníamos postergadas por la cantidad de colegas y gente que circula constantemente por la institución, eso se plasmó durante todo este año y parte del 2020.

Aprovechamos para hacer cosas que teníamos dilatadas además de seguir exigiendo que tengamos una mejor justicia, nos preocupamos por nuestra entidad en ponerla en valor y vamos a seguir con el Tribunal Arbitral, la biblioteca y todo lo que nos falta.

Yo no era amigo de Juan Carlos, lo conocía de cruzarlo en Tribunales o de enfrentarlo en algún expediente pero cuando en 2014 me hicieron presidente de este Colegio, al otro día vino y se puso a disposición. Y les puedo asegurar que cada vez que teníamos alguna cuestión colegial él me llamaba y yo tenía el asesoramiento y el consejo justo que yo siempre respeté y le hice caso. El profundo respeto que tenía por la institución y por el ejercicio de la presidencia del Colegio era admirable, por eso cómo no llamar a este espacio Juan Carlos París”, concluyó.

Y Laborde destacó “el trabajo que hemos hecho durante la pandemia y el esfuerzo que nos ha costado y además ustedes pusieron en valor este edificio y lo abren para darle servicio a los matriculados y para seguir construyendo. Realmente es admirable y desde el Colegio provincial traemos esta felicitación especial para todos los dirigentes y por supuesto para todos los matriculados que sin lugar a dudas contribuyen todos los días

Los Colegios de abogados se han constituido en una usina de propuestas, en un motor con la idea de hacer progresar la justicia y nuestra profesión y de hecho este esfuerzo ha dado resultados, hemos transformado la profesión de abogado en dos o tres años a esta parte totalmente, Ha cambiado nuestro paradigma y a pesar de lo que hemos sufrido durante la pandemia hemos crecido y avanzado.

Ahora necesitamos que el Poder Judicial sea más eficiente, que tenga objetivos claros, determinados, precisos, públicos, medibles, que toda la sociedad pueda controlar cómo se está trabajando y que nosotros podamos contribuir a un sistema de mejora permanente. Agradezco profundamente a todos y en especial al doctor Fabián Portillo, hoy vicepresidente del Colegio de Abogados de la Provincia Buenos Aires que ha trabajado codo a codo con nosotros durante la pandemia y hemos logrado superar posiblemente uno de los momentos más difíciles que ha tenido la abogacía de la provincia Buenos Aires y seguramente de todo el país.

El doctor París como profesional ha sido un ejemplo, es uno de los nombres que siempre tenemos los que seguimos después, los que tuvimos que aprender los principios que ejercieron estos colegas ejemplares que se van transmitiendo y nos ha dejado una vara muy alta que intentamos seguir una línea de trabajo, una línea de conducta. Todos los empleados que trabajan desde hace muchos años en nuestra institución señalan el respeto y la cercanía personal del doctor París, por eso se ganó el corazón de todos sus compañeros presidentes y también de los empleados”, recordó.

En representación de sus amigos y quienes acompañaran a Juan Carlos en sus dos mandatos como Presidente del CAMDP lo hizo el Dr. Néstor Arostegui quien manifestó que Juan Carlos representa siempre un símbolo de unidad, aún en el disenso. Práctico el arte de escuchar con honestidad, Independencia y sin censura previa. Era un ser noble, leal y confiable, atributos estos que caracterizaban su condición humana.

“Este espacio que hoy estrenamos cumplirá la función de permitir el ejercicio de nuestra actividad a todos los colegas que lo necesiten para el desarrollo de su labor. Esta posibilidad de apertura y apoyo simboliza ni más ni menos el espíritu solidario, equitativo, desinteresado de quien hoy recordamos y homenajeamos. Simboliza en pocas palabras la premisa de Juan Carlos de que el Colegio de Abogados debe constituir un ámbito para todos quienes lo necesiten, puntual y específicamente. Fue nuestra voz natural y confiable” Siempre abogó por la construcción de los principios éticos en el ejercicio profesional, simbolizados en la responsabilidad, respeto, diligencia, constancia, la verdad y la justicia. Promovía siempre la apertura a todos los estamentos y como tal se lo respetaba. Nunca escatimó esfuerzos. Distinguía a Juan Carlos su mirada de la problemática social de la práctica del derecho asesorando hasta gratuitamente a muchas personas que recurrían al mismo. No presentaba dualidades, honraba los cargos, fue una persona de bien

Su honradez, lealtad, seriedad y compromiso fue constante y con todos aquellos que necesitaban su apoyo y nunca se olvidó de los que mal la pasaban. “Transmitió valores y virtudes que nos llevan a extrañarlo como lo que esencialmente era, una persona cabal, a quien recordaremos eternamente”, concluyó.

Acerca del Dr. París

De vasta trayectoria en el fuero local y defensor de los Derechos Humanos, el Dr. Juan Carlos París, fue titular de esta institución en dos períodos consecutivos (1986 a 1994) y su última aparición pública fue precisamente en el acto en conmemoración del Día Nacional del Abogado Víctima del Terrorismo de Estado, el 6 de julio del año pasado.

Nació el 1º de enero de 1950, fue además delegado por los abogados del interior al Consejo de la Magistratura; fue el primer jefe civil de la departamental Mar del Plata de la Policía de la provincia de Buenos Aires.

Asimismo, fue juez ad hoc en el Tribunal Oral Federal local que juzgó a Gregorio Molina, la primera causa de lesa humanidad que se realizó en esta ciudad y donde justamente Molina fue uno de los represores de la denominada “Noche de las Corbatas”. Su voto en ese fallo es absolutamente destacable ya que fue el primero que se refirió en ese fallo que la violación de mujeres en el marco de los secuestros de la Policía era un delito de lesa humanidad