Duro golpe para los inquilinos: en abril la renovación anual llegará al 96%

Los inquilinos en Argentina enfrentan un duro golpe en sus bolsillos, ya que a partir de abril, la renovación anual de los contratos de alquiler superará el 90%, según el índice de Contratos de Locación (ICL) del Banco Central. Esta noticia llega después de que el índice inflacionario de febrero alcanzara el 6,6% y el acumulado interanual se situara en el 102,5%, lo que significa que los precios de los inmuebles aumentarán un 96,30%.

La situación es particularmente difícil para los inquilinos, ya que la ley sancionada en 2020 significó un aumento del 245% en sus alquileres. Los propietarios y los inquilinos pueden calcular el aumento del precio del alquiler utilizando el ICL, que tiene en cuenta la variación de la inflación y los salarios. Para hacerlo, se debe utilizar una fórmula que tenga en cuenta el valor de dos fechas: la del inicio de la última actualización de valores y la de la renovación del contrato.

Según la Ley de Alquileres vigente, los contratos de alquiler de vivienda tienen un plazo mínimo de 3 años y los precios deben fijarse como un valor único, por períodos mensuales, con ajustes anuales. Los alquileres se ajustan una vez al año utilizando una fórmula compuesta por la evolución de los salarios (índice Ripte) y la evolución de la inflación (IPC). Otro cambio significativo en la ley fue la reducción del mes anticipado y el depósito de garantía que deben abonar los inquilinos.

La difícil situación económica en Argentina continúa afectando a diversos sectores de la sociedad, y los inquilinos están entre los más afectados. A partir de abril, enfrentarán un aumento significativo en sus alquileres, lo que pone en evidencia la necesidad de políticas públicas que protejan los derechos de los inquilinos y brinden soluciones a largo plazo.

NMDQ