Concejales piden la modificación a la ley que prohíbe vender alcohol en vasos superiores a 350cc

Concejales piden la modificación a la ley que prohíbe vender alcohol en vasos superiores a 350cc

“El exceso de celo en la aplicación de una normativa desactualizada y de probada ineficacia atenta contra el trabajo y el turismo de nuestra ciudad”, señalaron las concejalas de la UCR Coria y Baragiola.

Tras la polémica generada a raíz de la clausura de un local de coctelería de nuestra ciudad en manos de un equipo del Registro Provincial para la Comercialización de Bebidas Alcohólicas (REBA), las ediles radicales Cristina Coria y Vilma Baragiola presentaron ante el Concejo Deliberante un Proyecto “solicitando a la Legislatura Bonaerense la profunda revisión y modificación de la Ley N°14.050 que establece la prohibición de expendio y suministro de bebidas alcohólicas en vasos, copas o similares, que superen los 350 mililitros de capacidad”.

“Si bien coincidimos en el espíritu que impulsó dicha ley, entendemos que en estas situaciones el criterio debe acompañar a quienes generan empleo en nuestra ciudad. El exceso de celo en la aplicación de una normativa desactualizada y de probada ineficacia atenta contra el trabajo y el turismo de nuestra ciudad, solicitamos una legislación que acompañe usos y costumbres que llevan más de una década”, fundamentó Coria.

La normativa provincial establece en su artículo N° 5 que “los establecimientos y locales comprendidos en los artículos 1° y 2º cesarán la venta, expendio y/o suministro a cualquier título de bebidas alcohólicas a las cuatro y treinta (4,30) horas. Durante el horario de actividad los establecimientos comprendidos en los artículos 1° y 2° no podrán vender, expender, o suministrar a cualquier título bebidas alcohólicas en vasos, copas o similar, que superen los trescientos cincuenta (350) mililitros de capacidad, con excepción de los restaurantes”.

Por su parte, Baragiola explicó que “estamos atravesando tiempos de excepcionalidad impuestos por la pandemia de COVID-19 y es nuestro deber dar respuesta a una realidad actual de nuestra sociedad. El rubro gastronómico es uno de los sectores productivos más golpeados y por lo tanto solicitamos repensar algunas normativas, siendo conscientes de la particularidad de las mismas y del contexto en que fueron generadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *