¿36 grados en Mar del Plata? Enero culmina con una ola de calor

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ha anunciado que durante los primeros días de febrero no se esperan lluvias en la ciudad. Esto significa buenas condiciones climáticas para aquellos que elijan pasar sus vacaciones en Mar del Plata en el inicio del mes.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que se espera la llegada de una ola de calor, lo que requerirá precauciones especiales para evitar la deshidratación, especialmente entre las personas mayores y los niños.

Técnicamente, una ola de calor se define como cuatro o más días consecutivos con temperaturas superiores a los 30° durante el día y noches con mínimas que no bajan de los 25°.

Según los mapas del clima, Argentina se convertirá en el país con la temperatura más alta de todo el continente latinoamericano esta semana.

El pronóstico del SMN indica en los días que restan de enero que el domingo, lunes y martes las temperaturas alcanzarán máximas de 28° a 30°, pero el miércoles se espera un notable aumento con una máxima de 36°.

El pico de calor se registrará a mitad de semana, con mínimas elevadas de 20° a 22°. En el inicio de febrero  el jueves se mantendrá similar, pero con una leve disminución en la máxima, y el viernes se esperan 31°.

Es importante tener en cuenta que el calor intenso puede representar un riesgo, especialmente para los grupos más vulnerables, como los niños, las personas mayores y aquellos con enfermedades crónicas. Por eso, es fundamental seguir algunas recomendaciones para disfrutar del verano de manera segura:

Mantente hidratado: Bebe agua regularmente para mantener el cuerpo hidratado. Evita las bebidas azucaradas y alcohólicas, ya que pueden contribuir a la deshidratación.

Evita la exposición directa al sol: Durante las horas de mayor intensidad solar, entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, busca lugares con sombra y limita tu exposición al sol. Usa sombreros, gorras y lentes de sol para proteger tu piel y tus ojos.

Usa ropa adecuada: Opta por prendas de colores claros y telas livianas y transpirables, como el algodón. Evita las telas sintéticas que retienen el calor y pueden causar incomodidad.

Aplica protector solar: Usa protectores solares con un factor de protección solar (FPS) mayor a 30 en todas las áreas expuestas de tu cuerpo. Recuerda volver a aplicarlo cada dos horas, especialmente si sudas o te mojas.

Busca lugares frescos: Si tu casa no tiene aire acondicionado, busca espacios públicos con aire acondicionado, como centros comerciales, cines o bibliotecas. También puedes refrescarte con duchas o baños de agua fresca.

Presta atención a los síntomas de golpe de calor: Estos pueden incluir mareos, dolor de cabeza, náuseas, enrojecimiento de la piel, pulso acelerado y dificultad para respirar. Si experimentas alguno de estos síntomas, busca atención médica de inmediato.

Cuida a los más vulnerables: Si tienes niños pequeños, personas mayores o familiares con enfermedades crónicas, asegúrate de que estén hidratados, frescos y cómodos. Mantenlos en lugares frescos y evita actividades físicas intensas durante los momentos de calor extremo.

Recuerda que la prevención es clave para evitar problemas de salud relacionados con el calor.

NMDQ